Un bebé correntino murió en un choque e incendio en Misiones

174

Santino Baez de 5 años quedó atrapado en el interior de un VW Gol que fue impactado de atrás por un camión, conducido por un hombre en estado de ebriedad.

Un niño correntino de 5 años falleció ayer en Santo Pipó luego de un accidente vial sobre la ruta nacional 12. Según detallaron fuentes de la policía de Misiones, la víctima fue identificada como Santino Báez, quien viajaba con sus padres en un Volkswagen Gol que resultó consumido por el fuego.

Por el hecho anoche fue detenido el conductor de un camión que también estuvo involucrado en el siniestro, quien abandonó la escena tras el impacto y se presentó luego en la comisaría local. Las pericias determinaron que el hombre conducía en estado de ebriedad.

Según detallaron fuentes de la Policía de Misiones a El Territorio, el hecho ocurrió poco antes de las 19 a la altura del kilómetro 1414 de la mencionada calzada, en el ingreso al barrio Apepú de la localidad.

El Gol estaba siendo ocupado, además del menor, por Ricardo Báez (27) -conductor- y Elva Moreira (27) y se dirigía en sentido Puerto Iguazú-Posadas. Por causas que son materia de investigación en el lugar de los hechos fueron impactados por el camión Iveco desde atrás.

A causa del impacto ambos vehículos se incendiaron y el pequeño quedó atrapado en el coche al menos con la mitad de su cuerpo quemado, detallaron fuentes que estuvieron en el procedimiento. Anoche sus restos estaban en el hospital local a la espera de ser entregados a sus familiares.

Por otro lado, un plástico del camión se desprendió y golpeó a una motocicleta en la que viajaban dos personas. Se trata de una Gilera 110 conducida por Ángel Antonio C. (36), quien estaba siendo acompañado por Pamela E. (36), quienes se precipitaron al suelo y resultaron con lesiones. Ambos tuvieron que ser trasladados al hospital local para atención médica. Tenían solamente escoriaciones que demandarán 10 días de curaciones.

Respecto a los ocupantes del Gol, pudieron escapar de las llamas y los médicos que lo atendieron determinaron que presentaban contusiones, pero estaban también fuera de peligro. La mujer, no obstante, quedó en observación por un golpe en la cabeza.

Cuando los efectivos de la comisaría local llegaron a la escena, además de la triste noticia de que el pequeño había fallecido determinaron que el chofer del camión no se encontraba. Se realizaron búsquedas por los alrededores del lugar, pero con resultados negativos.

Finalmente el hombre se presentó más tarde en la dependencia local y fue identificado como Ángel Trinidad N. (58), con domicilio en Santo Pipó. Al chofer se le practicó el alcotest, que determinó que presentaba 1,23 gramos de alcohol por litro en sangre. También se le extrajo sangre para un examen bioquímico.

Ante esto las autoridades del Juzgado de Instrucción Dos de Jardín América, a cargo del juez Roberto Sena, ordenaron que sea detenido. Entre hoy y mañana el hombre podría ser trasladado a la dependencia judicial junto al sumario policial, que por el momento es llevado adelante como «homicidio en accidente de tránsito».

Cabe señalar que los demás conductores no habían bebido, según determinó la misma pericia. Los padres del menor fallecido fueron asistidos por profesionales, quienes se encargaron de su contención.

Fuente: El territorio

Compartir