Sergio Massa arranca el trabajo post gira por los Estados Unidos

80
Después de siete días de contactos económicos, empresariales y también políticos que lo llevaron a desarrollar un agenda digna de un presidente, el ministro vuelve a Buenos Aires con la meta de encauzar las variables de la economía. Inflación el gran tema pendiente.

El ministro de Economía Sergio Massa tuvo un exitoso paso por los Estados Unidos. Se reunió con empresarios que anunciaron inversiones desde alimenticias hasta petroleras y otros que confirmaron las ya anunciadas como la automotriz Volkswagen.

Consiguió fondos frescos para el Banco Central especialmente de la mano del titular del BID, Mauricio Claver Carone, quien además de elogiar la figura del ministro prometió el desembolso del 1.200 millones de dólares para engrosar las cuentas de la entidad monetaria.

Se reunió con funcionarios de estrecha colaboración del presidente Joseph Biden, con la mismísima Janet Yellin y su mano derecha David Lipton, del Tesoro de los Estados Unidos donde consiguió la aprobación para seguir trabajando en un esquema de información automática financiera para detectar fondos no declarados de argentinos en los Estados Unidos.

Y finalmente cerró con el FMI una declaración de compromiso por parte del organismo de elevar en los próximos días al Directorio el staff level-agreement con el ok de la revisión correspondiente al segundo semestre.

 

Por su parte la entidad señaló en los ítems que seguirán trabajando junto a la Argentina: en revisar los incentivos fiscales corporativos y en combatir la evasión fiscal y el lavado de dinero incluyendo a través de esfuerzos para promover de los intercambios de información y mecanismos de cooperación internacional, casi relaionando el tema tratado previamente en la reunión con Yellin.

Pese a las buenas noticias que cosechó en su gira Massa reconoce que el trabajo por delante es arduo De hecho este miércoles el Indec dará a conocer la inflación de agosto que se espera se sostenga en torno al 7%. En precios y salarios Massa sabe que tiene que trabajar una vez estabilizadas las variables macroeconómicas de la Argentina. Es cauteloso a la hora de hacer estimaciones pero se lo escucha decir que para dentro de 12 meses pretende llevar el índice a 2,5% mensual, una baja de unos 4 puntos respecto del resultado actual.

El titular de la cartera de Hacienda destaca que en el estabilizar la economía cumple un rol especial el nivel de reservas del Banco Central y de allí su obsesión por aumentar los fondos del BCRA.

«Un Gobierno fuerte es aquel que tiene muchas reservas en el Banco Central» y «los gobiernos ganan elecciones con dólares en el BCRA y pesos bien repartidos en la calle» son algunos de los pensamientos que repite como mantras.

Por ello las medidas como el dólar soja o la que se está pensando hacia adelante y de cara al Mundial de Qatar, la de un dólar diferenciado para el turismo. Los esquemas se van afinando en las carpetas de los asesores que buscan también que los dólares que se pierden sean para proyectos productivos y no para turismo.

Massa presentará el Plan Gas 4, el 5 y el desarrollo de la cuenca austral y norte. Uno de sus ejes para generar dólares será a partir de la energía donde además instruyó a la secretaria de energía Flavia Royón a que trabaje en una ley de GNL e hidrocarburos y en una ley corta para la minería.

En su cabeza las fichas del tablero se mueven cronométricamente. Ahora queda que el FMI y el Club de París hagan su parte para poder avanzar en la economía doméstica.

Compartir