Inicio Actualidad Se cumplen 125 años del primer ascenso registrado al Aconcagua

Se cumplen 125 años del primer ascenso registrado al Aconcagua

66

Un 14 de enero, Matthias Zürbriggen tuvo el honor de ser la primera persona que llegó a la cumbre de la segunda montaña más prominente del mundo.

Una de las formaciones más majestuosas del mundo, guardiana andina que recibe a gente de tantos lugares, imponente compañera del Everest: el cerro Aconcagua es el segundo más prominente del mundo y el más alto fuera de Asia.

Aconcagua es una de las siete cumbres, es decir, de los puntos más altos de los siete continentes. El cerro se lleva la admiración de todo aquel que disfrute del paisaje así como también de los deportes de montaña. Las actividades incluyen no sólo escaladas, también hay excursiones y trekking para aquellos que estén menos especializados y entrenados.

Aconcagua recibe anualmente entre seis mil y siete mil visitantes, pero este año es especial: se cumplen 125 años del primer ascenso hasta la cima, aquella expedición que marcó un hito en la historia de la escalada andina y que vio a Matthias Zürbriggen conquistar por primera vez el pico más alto del continente americano.

Aconcagua: características

El Aconcagua es una montaña que está ubicada en la provincia de Mendoza e integra la cordillera principal, que es un componente de la cordillera de los Andes. Su altitud es de 6960,8 metros sobre el nivel del mar, lo que la convierte en el pico más eminente de los hemisferios meridional y occidental, el más alto de la Tierra después del sistema de los Himalayas (Asia) y, por tanto, la cima más elevada en América.

Posee dos picos principales: el más alto es el de la cumbre norte, de 6960 metros y la segunda es la cumbre sur, de 6930 metros. Y la frontera con Chile está marcada por las líneas divisorias de agua. Pero dado que los deshielos del cerro no desembocan en el Pacífico, el Aconcagua queda enteramente de lado argentino.

No se llevan registros duros sobre los ascensos de Aconcagua, pero el Parque Provincial informa una tasa de éxito de alrededor del 60% de los escaladores que intentan la

En términos generales, el cerro Aconcagua es sencillo de escalar si se lo hace desde la cara norte, «la vía normal». Partiendo desde ese punto no se requieren demasiadas técnicas ni el uso de oxígeno artificial. Sin embargo, los riesgos existen pues siendo uno de los puntos geográficos más altos puede provocar apunamiento en los alpinistas. También puede ocurrir que se sufran abruptos cambios de clima en tan sólo minutos, que perjudiquen la expedición y la salud de los escaladores.

En la «vía normal» se asciende a través de campamentos de altura con sus correspondientes días de descanso. El campo base se encuentra a 4350 m s. n. m. , y a partir de allí se pasan por diferentes hitos que aumentan el nivel de dificultad. Algunos de ellos son: El Semáforo (4350 msnm), Piedra de 5000, Nido de Cóndores (5250 msnm), Piedras Blancas, Piedras Negras, Gran Travesía, La Canaleta y Cumbre del Aconcagua.

La segunda vía es mucho más peligrosa que la primera, pues el recorrido llega hasta la base del glaciar de los Polacos para cruzar desde allí a la vía normal y llegar a la cumbre, partiendo desde el Valle de las Vacas. Las vías del sur son las más difíciles y peligrosas de todas. La Pared Sur es la más difícil, ya que se trata de una de las mayores paredes del mundo (3000 m de pared, aproximadamente).

Primer ascenso conocido hasta la cumbre

En 1897 ocurrió el primer ascenso conocido del Aconcagua, durante una expedición realizada por Edward Fitz Gerald, Matthias Zürbriggen, Nicholas Lanti y Stuart Vine. Zürbriggen ya poseía experiencia y contratado por Fitz Gerald se embarcaron en lo que sería el más importante episodio en la historia del alpinismo andino.

El escalador suizo Matthias Zürbriggen fue el primero y único en llegar a la cumbre el 14 de enero a través de la actual vía normal, en el segundo intento de cumbre. Por su parte, Fitz Gerald llegó a los 6800 m s. n. m. Unos días después, los acompañantes Nicholas Lanti y Stuart Vines hicieron el segundo ascenso. Estos fueron los ascensos más altos en el mundo en ese momento. Finalmente, el 13 de febrero del mismo año, Lanti y Vines hacen la segunda ascensión que logra la cumbre.

Sin embargo, es posible que los Incas hayan subido la montaña mucho antes que los escaladores. En la cresta de la cumbre se ha podido encontrar un esqueleto de un guanaco, y en el año 1985 se encontró una momia bien conservada a 5.200 metros, en la cresta suroeste de Cerro Pyramidal, un subpico de Aconcagua.

Quién era Matthias Zürbriggen

Matthias Zürbriggen nació en Saas Fee, Suiza. El año de su llegada al mundo no está claro, pero se estima que fue entre 1855 y 1856. En su adolescencia, Matthias comenzó a realizar diferentes trabajos en diferentes países para poder apalear los problemas económicos que sufría su familia. Fue carpintero, trabajó en el correo, luego en el ferrocarril y fue guía de caza en Argelia.

En muy poco tiempo se convirtió en perfecto montañés con una gran habilidad para trabajar en el hielo y la roca. Comenzó así a realizar trabajos como guía, siendo el primero de ellos una excursión por la famosa Pared Este del Monte Rosa (la más alta y grande de los Alpes), acompañando a Prochasca, el 7 de agosto de 1886.

A partir de allí, muchas personas lo contrataron para escalar diferentes picos montañosos, particularmente los que se sitúan en Italia y Suiza. El cambio llegó con el británico Edward Fitz Gerald, quien lo contrató primero para explorar y escalar las tierras neozelandesas, y luego las sudamericanas.

Así fue como en 1896, ambos partieron rumbo a Argentina. Investigaron la montaña y descubrieron una posible ruta de subida, y el 14 de enero de 1897, durante el verano, logra en solitario la primera ascensión al Aconcagua..

Con una distancia de 43 años desde la hazaña de Zürbriggen se produjo el primer ascenso femenino. La mujer fue Adrienne Bance, una escaladora francesa que el 7 de marzo de 1940 llegó a la cumbre del Aconcagua junto con miembros del Club Andinista de Mendoza.

Actualidad

Actualmente, el cerro continua ofreciendo paquetes de excursión y guías para todos aquellos que se atrevan a desafiar la montaña. Las actividades han sido adecuadas a los protocolos de covid, y se ofrecen tres grandes opciones: escalar en excursión, trekking y escalar en solitario. Para el ascenso en solitario se encuentran disponibles todas las herramientas y facilidades de los campamentos del lugar.

Además, cercanos a la zona hay varios centros de esquí, entre ellos: Los Penitentes, Los Puquios, Vallecitos, Portillo y Ski Arpa.

Compartir