Pobladores de Pueblo Libertador aislados tras socavamiento de puente sobre arroyo Barranca

27

Las inundaciones a raíz del exceso de lluvias durante los primeros días de enero dejaron incomunicados a más de diez parajes en la localidad de Pueblo Libertador debido al anegamiento de los caminos rurales.

 

Durante al menos un mes, los pobladores sólo podían trasladarse en lancha o botes debido al desborde de ríos y lagunas, pero luego de un arduo trabajo del Municipio, los vecinos de la zona y una empresa privada, finalizó ayer la limpieza de desagües pluviales en Colonia Schweizer y Yunque, lo que favoreció al escurrimiento del agua en toda la zona y trajo alivio a los damnificados.

 

El trabajo de desagüe fue realizado por el Grupo Agrícola Ganadero de Paso Cejas, en conjunto con vecinos de parajes Colonia Coronel Schweizer y Paso Yunque. No obstante, el paraje Rincón de Sarandí aún continúa aislado a causa del socavamiento del puente que comunica ese poblado con Libertador. El viaducto ya estaba deteriorado, pero con el impacto de las inundaciones terminó de ceder la estructura, por lo que se interrumpió el paso en la Ruta Provincial 63 sobre el arroyo Barranca en la zona del mencionado paraje.

 

Al respecto, el encargado de prensa del Municipio de Pueblo Libertador, Luis Cañete, señaló a NORTE de Corrientes: “El miércoles último pasó un camión con carga de animales sobre el puente que comunica al paraje Rincón de Sarandí con Pueblo Libertador y terminó de romper el viaducto, porque ese lugar ya estaba deteriorado desde hace tiempo y con el avance del agua en las últimas semanas se generó un daño mayor y ahora bajó el arroyo y la estructura cedió y cortó el paso por la zona”, relató a este matutino.

 

Cabe señalar que el puente roto pasa sobre el arroyo Barranca en la zona de Pueblo Libertador, el funcionario municipal explicó que ya dieron parte a las autoridades de Vialidad Provincial para que tomen cartas en el asunto e intervengan en el arreglo del viaducto. Mientras tanto, Cañete señaló que “los pobladores del paraje Rincón de Sarandí se trasladan en canoas o botes hacia Pueblo Libertador, porque son los únicos pobladores que quedaron aislados. El resto de los parajes ya están comunicados entre sí, porque el agua ya bajó y los desagües pluviales comenzaron a funcionar correctamente”.

 

Por otra parte, Cañete manifestó a este diario que en el municipio ya no hay más familias evacuadas ni autoevacuadas, “todos ya volvieron a sus casas esta semana”. Cabe recordar que a mediados de enero, en medio de la emergencia hídrica que afectó a la provincia, el gobernador Gustavo Valdés y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, sobrevolaron las zonas inundadas en el sur provincial y llegaron a Esquina, Pueblo Libertador y áreas aledañas afectadas por las intensas lluvias que desbordaron ríos y lagunas.

Compartir