Pese al apuro de Martín Guzmán, el FMI confirmó que “no hay fecha” para la nueva misión en la Argentina

100
Alberto Fernández había asegurado que el ministro de Economía viajaría a Washington antes de fin de mes. Desde el organismo confirman el buen diálogo pero no le ponen fecha al próximo encuentro.

Aunque tanto el Gobierno como el Fondo Monetario Internacional (FMI) reconocen el buen diálogo sobre la reestructuración del préstamo, la nueva misión del organismo a la Argentina (que será virtual) todavía no tiene fecha. Tampoco está listo el viaje a Washington de Martín Guzmánanunciado días atrás por el Presidente, Alberto Fernández.

En su última conferencia de prensa, el vocero del FMI, Gerry Rice, había confirmado que habría una misión virtual al país en las próximas semanas y adelantó que el organismo trabajaba para intentar cerrar un acuerdo antes de mayo, tal como indicó el propio Guzmán. Sin embargo, una fuente del prestamista de última instancia confirmó a la Agencia Télam: “Los contactos informales siguen, nuestro diálogo es fluido y constructivo pero no tenemos por ahora una fecha para una próxima misión formal”.

El titular del Palacio de Hacienda, Martín Guzmán, planea viajar a Estados Unidos a reunirse con el FMI. (Foto: NA).Por: NA

La misión formal es parte del proceso que debe seguir el país para reprogramar su calendario de pagos con el FMI, a quien le debe unos US$44.000 millones. Este mes, el Gobierno ya le giró unos US$315 millones al organismo como parte del calendario de pagos del año y tiene vencimientos en abril, mayo, agosto, septiembre, noviembre y diciembre de este año, por unos US$4800 millones.

La intención de Guzmán es lograr un acuerdo de facilidades extendidas (que ofrece mayores plazos de pago) con la entidad que conduce Kristalina Georgieva antes de mayo, cuando la Argentina enfrenta otro vencimiento internacional, con el Club de París, por US$2.800 millones.

Si bien Guzmán quiere cerrar el acuerdo antes de mayo, el representante argentino ante el FMI, Sergio Chodosdijo esta semana que “resultaría aceptable finalizar estas negociaciones con el FMI antes de la fecha límite con el Club de París en mayo de 2021″, pero que “no es una prioridad” para el Gobierno cumplir con esos plazos. Sus dichos llegaron luego de un artículo del Financial Times que hablaba de una interna en el Gobierno, donde el ala que responde a la vicepresidenta Cristina Kirchner preferiría postergar la negociación hasta luego de las elecciones legislativas.

Por ahora, Guzmán viaja a México

Más allá de la demorada misión virtual del FMI, Alberto Fernández había anunciado para fines de este mes un viaje de Guzmán a Washington para reunirse con los funcionarios del organismo. Por el momento, fuentes del Palacio de Hacienda no pudieron confirmar a TN.com.ar cuándo será ese encuentro presencial.

Por el contrario, está previsto que este domingo el ministro de Economía acompañe al Presidente a México, donde el mandatario asistirá al festejo de la Independencia de ese país. La agenda de Guzmán durante el viaje está por definir aunque en Economía dijeron que probablemente se reúna con el secretario de Hacienda mexicano, Arturo Herrera, y luego se encuentre con empresarios. Consultadas sobre si México podría ser una escala antes de arribar en Washington, fuentes de Economía dijeron no tener información al respecto.

¿Salvavidas adicional?

En las últimas semanas, el mercado empezó a especular con que podría haber una inyección adicional de dólares en las reservas gracias a un cambio en la política del FMI. Es que el Directorio del organismo evalúa hacer una emisión extra de su moneda, los derechos especiales de giro (DEG). De suceder, esa inyección de dinero se repartirá entre los países miembros del FMI según la cuota que tiene cada uno.

A la Argentina, le tocarían alrededor de US$3300 millones que engrosarían las reservas del Banco Central. El economista Fernando Marull, socio de FM&A, especuló con que esos fondos se podrían usar para pagar al Club de París en mayo o al propio FMI en septiembre, cuando ocurre el vencimiento más abultado del año.

Según explicó Quantum Finanzas, los derechos especiales de giro se contabilizan como reservas no líquidas pero se pueden usar para pagar servicios de deuda con el FMI (intereses y amortizaciones de capital) y también pueden cambiarse voluntariamente contra dólares u otras monedas fuertes de libre circulación con otros países. De esta manera, una inyección inesperada de reservas podría dar más tiempo al Gobierno para negociar con el organismo conducido por Georgieva. Incluso, podría posponer el acuerdo hasta pasadas las elecciones.

Según el Financial Times, la vicepresidenta Cristina Kirchner, prefiere acordar con el FMI luego de las elecciones legislativas. (Foto: NA/JUAN VARGAS).Por: JUAN VARGAS

“Los recursos extraordinarios contribuirán para que Argentina cuente con más reservas para afrontar los compromisos hasta las elecciones sin cerrar un acuerdo con el FMI, lo que parece ser un objetivo del Gobierno. Sin embargo, de esa forma es muy probable que se profundicen los desequilibrios macroeconómicos. Por otro lado, aprovechar los mayores recursos para avanzar en un acuerdo cumplible con el FMI contribuiría a un proceso electoral y post electoral menos incierto”, advirtió Quantum.