Padre nuestro de todos los cristianos del mundo para pedir el fin de la Pandemia

66

A las 12, hora de Roma, 8 de la mañana en la Argentina, todos los cristianos del mundo, rezaron el Padre Nuestro para pedir el fin de la epidemia y por todos los enfermos y los que los ayudan de alguna manera. La oración, anunciada por el sonido de las campanas de las iglesias, fue presidida por el papa Francisco desde su estudio.

A las 12, hora de Roma, 8 de la mañana en la Argentina, todos los cristianos del mundo, rezaron el Padre Nuestro para pedir el fin de la epidemia y por todos los enfermos y los que los ayudan de alguna manera. La oración, anunciada por el sonido de las campanas de las iglesias, fue presidida por el papa Francisco desde su estudio.

El pontífice presentó la oración diciendo: “Queridos hermanos y hermanas, hoy nos hemos reunido, todos los cristianos del mundo, para orar junto con el Padre Nuestro, la oración que Jesús nos enseñó”.

“Como hijos confiamos seguros en el Padre. Lo hacemos todos los días, varias veces al día; pero en este momento queremos rogarle misericordia a la humanidad severamente probada por la pandemia de coronavirus. Y lo hacemos juntos, cristianos de cada Iglesia y comunidad, de todas las tradiciones, de todas las edades, idiomas y naciones ”.

“Oramos por los enfermos y sus familias; para los trabajadores de la salud y quienes los ayudan; para autoridades, fuerzas del orden y voluntarios; para los ministros de nuestras comunidades «.

«Hoy, muchos de nosotros celebramos la Encarnación de la Palabra en el vientre de la Virgen María, cuando en el “Aquí estoy”, de Ella, humilde y total, se reflejó el «Aquí estoy del Hijo de Dios”. También nos confiamos, con total confianza, en las manos de Dios y con una sola alma y corazón oramos: ‘Padre nuestro …’ «.

Desde el patriarcado de Constantinopla, hasta el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, jefe de la comunión anglicana, la Conferencia de Iglesias Europeas (KEK), la asociación ecuménica de iglesias cristianas en Europa, entre otras comunidades cristianas, se unieron al rezo universal.

En la Argentina, a su vez, la Conferencia Episcopal invitó a repetir el rezo, hoy mismo a las 12 del mediodía (hora local) «suenen las campanas de las iglesias y también recemos la oración que Jesús nos enseñó» con el objetivo de «responder y hacer sentir nuestra cercanía con las personas más solas y exhaustas», piden los obispos.