PolicialesProvinciales

Orden de captura internacional para el sospechoso de abusar de una nena de seis años en Virasoro

En las últimas horas, autoridades judiciales confirmaron la ‘orden de captura internacional’ para el sujeto apuntado como el abusador de una nena de 6 años, amiguita de su hija. De inmediato, el juez pidió su detención, pero al parecer el acusado ya habría cruzado la frontera con Brasil ya que tendría contactos familiares en dicho país.

La niña de 6 años, que había sido brutalmente ultrajada por un vecino, padre de su amiguita con la que jugaba todos los días, ratificó ayer al mediodía en Cámara Gesell, no sólo el nombre de su atacante sexual, sino además detalló las formas en las que fue abusada con total claridad para los funcionarios judiciales que participaron de la pericia.

Tras este valioso testimonio, el juez del caso ordenó la inmediata detención de M. Alvez, acusado del hecho; pero cuando los policías fueron a concretar el mandamiento, el sospechoso ya no estaba en su casa. De hecho hacía varias horas que nadie lo veía en las inmediaciones. Se fugó. Justamente lo que tanto temía que pase la familia de la víctima.

Ahora hay una orden de captura internacional, con el dato concreto de que Alvez habría cruzado al Brasil.

«La pericia fue positiva, la menor contó en detalle todo lo traumático que le tocó vivir la tarde del 22 de diciembre, relató y demostró cómo su agresor abusó de ella y confirmó el nombre que actualmente figura en el expediente como autor material del ataque», dijo ayer a diario época el abogado de la familia de la niña, Eduardo Etchegaray Centeno.

El letrado agregó además que esta pericia se agregará a las que ya están en el expediente, como por ejemplo la revisión médica que se le hizo a la niña, el viernes 23 en el Hospital Miguel Sussini, que constató las lesiones que el acusado le había provocado a la nena durante el abuso sexual. También las denuncias formuladas por los padres de la menor.

Un dato que no estaba siendo investigado, pero que seguramente cobrará relevancia en el transcurso de la investigación, indica que Alvez ya tenía antecedentes o al menos había estado detenido años atrás, por algunos días, por un incidente parecido que involucró a alguien cercano a su círculo familiar más próximo, que al parecer también habría sido menor de edad cuando fue abusada. Esta información es manejada muy herméticamente en el seno familiar del acusado, pero tras conocerse este caso fue ventilada por algunas fuentes inobjetables consultadas por este matutino.

«Mi hija no mintió como decían los familiares de esta lacra. Ella contó desde el primer momento lo que había sucedido y lo señaló como culpable. Nosotros tuvimos que padecer encima los ataques y las amenazas de la esposa, sobrinos y hermanos de Alvez, como si fuéramos los culpables de la bestialidad que hizo con mi hija», relató Hugo, papá de la víctima, a diario época.

Un detalle que hasta ahora no se sabía es que la niña tiene un retraso madurativo y cognitivo, por ello sus padres tiene una psicopedagoga y una fonoaudióloga que están permanentemente con ella guiándola para que hable más fluidamente.

«Se aprovechó de que mi nena tiene un problema de salud y le cuesta expresarse; que habla poco y creyó que no nos iba a contar lo que le hizo. Se equivocó grande y ahora que la Justicia comenzó a actuar, confiamos en que no salga más», agregó.

Paradero desconocido

Increíblemente después de la realización de la Cámara Gesell, Alfredo Hernán Behr, juez de garantías de turno y feria, a pedido del fiscal Julio Aníbal Cazarré y el abogado querellante Eduardo Etchegaray Centeno, ordenó la inmediata detención del acusado. Orden que llegó un poco tarde ya que el sujeto ya se había dado a la fuga. Desde el viernes, tras plantearse la denuncia, la familia venía pidiendo a la Justicia que al menos lo demoren hasta la realización de la Cámara Gesell, pero el pedido no fue escuchado y ayer cuando la comisión policial llegó hasta el domicilio del acusado, Alvez ya no estaba y «nadie sabía», en su entorno familia, dónde se encontraba. Se fugó. Esta actitud sólo agrava aún más su situación procesal a futuro.

Botón volver arriba