Obra Pública: Cristina alegó en su propia defensa y planteó que sus garantías constitucionales «están todas suspendidas»

93

Su abogado, Alberto Beraldi, pidió la absolución. También impulsarán una investigación contra los fiscales Luciani y Mola.

La vicepresidenta Cristina Kirchner planteó que sus «garantías constitucionales están todas suspendidas desde el 10 de diciembre de 2015», cuando Mauricio Macri la sucedió en la primera magistratura, al alegar en su propia defensa en la causa por presuntas irregularidades en la concesión de obras pública entre 2003 y 2015.

Cristina expuso desde su despacho en el Senado de la Nación mediante una videoconferencia, en la misma jornada en la que su defensa solicitó la absolución en el juicio en el que está acusada como jefa de una asociación ilícita y con una pena pedida por los fiscales de 12 años de cárcel.

Al alegar en el juicio por la obra pública de Santa Cruz entre 2003 y 2015, que los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola consideran una «asociación ilícita», la vicepresidenta aseguró: «Vivo en estado de sitio permanente».

Este viernes fue la última jornada de alegatos de la defensa de la vicepresidenta, en la que su abogado técnico, Alberto Beraldi, respondió a los últimos puntos de la acusación fiscal.

Beraldi recordó que los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola justificaron parte de la acusación en que las obras adjudicadas al empresario Lázaro Báez tenían demoras que, según un reporte de mediados de 2016, tenían un nivel de cumplimiento del orden del 50 por ciento en promedio.

“Esto hay que mirarlo en contexto, no aisladamente”, propuso Beraldi, y comparó el grado de cumplimiento de otras empresas adjudicatarias de obra pública en el resto del país evaluadas en ese mismo período.

“Las obras de la empresa IECSA también estaban al 50 por ciento de cumplimiento”, especificó Beraldi, tras recordar que esa firma es la que históricamente estuvo vinculada con la familia del ex presidente Mauricio Macri. Beraldi aclaró que el ejemplo no tenía “ninguna intención de chicana”.

La parte del alegato que protagonizó Cristina Kirchner discurrió por una refutación técnica de los cargos en su contra y una evaluación político – judicial por la situación que atraviesa, con especial foco en el intento de homicidio que padeció el 1º de setiembre.

Hasta el 1º de setiembre yo pensaba que todo esto era para estigmatizarme a mí y al peronismo. Ahora me doy cuenta que por este juego que han hecho ustedes puede haber otra cosa más atrás de todo esto. Desde el ámbito judicial se da licencia social para que cualquiera pueda pensar y hacer cualquier cosa”, sostuvo Cristina Kirchner en relación con el intento de magnicidio.

La ex presidenta elucubró sobre los cuatro detenidos por el intento de magnicidio: “Nadie puede pensar que esa banda planificó la autoría intelectual de lo que me hicieron”, y aludió al mensaje encontrado en el celular de uno de los imputados el día que el fiscal Luciani concluyó con su alegato.

“Se les acabó la joda”, parafraseó Cristina Kirchner, para acusar de inmediato: “esto es crear un clima. Se va creando y estigmatizando”.

En ese contexto, asoció ese último episodio con otros anteriores a lo largo de 2022: “Este despacho (el del Senado, desde donde ejerció su defensa) fue destruido sin que ninguna fuerza de seguridad, ni local, ni federal, lo impidiera”.

Además, recordó que en marzo aparecieron en la Ciudad de Buenos Aires afiches con su cara y una acusación de “asesina” de 35 mil argentinos en relación con la gestión de la pandemia.

“El juez de esa causa (el de instrucción penal, Manuel de Campos) se negó cinco meses a tomar las indagatorias que le pedía el fiscal (Leonel Gómez Barbella) de las personas identificadas como autores. Ni bien me presenté como querellante, el juez  se declaró incompetente”, añadió.

“La Argentina no sale con este poder judicial. Y después hablan de impunidad. ¿Yo impunidad? Tengo cinco causas de asociación ilícita. Si quieren mirar por impunidad miren para otro lado. Me siento en estado de indefensión. Los jueces que me juzgan, ustedes, lo de la Casación, los de la Cámara Federal, los que jugaban al fútbol en la quinta de Macri, los otros que jugaban al pádel o lo iban a visitar a la Casa Rosada o a la Quinta de Olivos…”.

La ex mandataria recordó que el abogado defensor de uno de los detenidos por el atentado en su contra tiene como abogado a un asesor de un senador opositor del PRO.

En esa circunstancia se dirigió directamente al presidente del tribunal en la audiencia de hoy, Jorge Gorini: “Pónganse en el lugar del otro. Por eso acuñé la frase ‘la patria es el otro’. No sólo por la solidaridad sino para saber lo que le pasa al otro. Póngase en el lugar del otro; a veces, ayuda”.

La ex presidenta tildó de “disparate” a la Causa Obra pública y adelantó que pedirá que se investigue penalmente la conducta de los fiscales Luciani y Mola.

En ese sentido, sostuvo que los representantes del Ministerio Público Fiscal ignoraron los artículos de la Constitución Nacional, a los que enumeró en cada uno de los puntos en los que los consideró violados.

Cristina Kirchner recordó que Néstor Kirchner fue intendente de Río Gallegos en 1987, gobernador de Santa Cruz en tres oportunidades y llegó a la presidencia “de chiripa” y de “manera aleatoria” en 2003.

Según los fiscales, hizo todo pensando que iba a llegar a la Presidencia para hacer 51 obras en Santa Cruz con las cuales se iba a  enriquecer. Militamos toda una vida para hacer 51 obras viales. Es ridículo”, disparó.

Después de la exposición de la ex presidenta, Beraldi retomó el alegato para describir hechos que consideró constitutivos de “lawfare” y desembocó en el pedido de absolución.

Compartir