Mataron a un nene de 6 años en una picada y la Bonaerense reprimió el reclamo por justicia

72

En Laferrere, sus padres y vecinos cortaron la ruta 21. La policía reprimió con balas de goma.

El domingo 13, producto de una picada ilegal, mataron a Tahiel de 6 años en Laferrere, La Matanza. El niño estaba junto a sus padres, cruzando la ruta 21 y murió al acto. Producto de la conmoción, los vecinos del barrio intentaron detener a los conductores y preservaron la escena. Hay un conductor detenido, el otro está prófugo.

Los vecinos de Tahiel y su familia denunciaron a la Policía que estaba a metros del lugar del hecho, en un contenedor que funciona como posta de seguridad, por no identificar ni retener al conductor del Bora o el Vento, que escapó y aún no ha sido detenido. «Estaba durmiendo», aseguraron (Clarín, 14/9).

En pedido de justicia por la muerte de este niño de 6 años, los padres y vecinos cortaron la ruta 21 ayer por la noche. La Bonaerense respondió a los vecinos con balas de goma. Frente a los reclamos populares, represión policial. Es la misma Bonaerense que, 24 horas después de realizar un motín en la quinta de Olivos, fue favorecida con un aumento del 40%, que no es igual para médicos, docentes y estatales de la provincia.

El gobierno de Alberto Fernández junto a Axel Kicillof es claro en este punto: deciden alentar la orientación represiva de las fuerzas con un «megaplán de seguridad» que brinda $37 mil millones. El mismo gobierno que sostiene en su lugar y respalda a Sergio Berni, aunque despotrique contra las organizaciones de DD.HH. El gobierno se juega a fondo en el encubrimiento de Berni y la maldita Bonaerense para sostener su impunidad en el caso Facundo, porque los crímenes y la represión contra los trabajadores y la juventud son una política de Estado.