NoticiasProvinciales

Más quejas de ganaderos: al cuatrerismo se suma faena en carnicerías

Lo advirtió la Sociedad Rural de Saladas. Hay alarma porque algunos municipios extienden permisos precarios para faenar en carnicerías, algo que está prohibido por el Ministerio de Producción. Esas medidas en comunas pequeñas es un viaducto para comercializar carne sin documentación.

La actividad primaria y la principal en la provincia de Corrientes, la ganadería, sigue sumando luces de alerta. Al cuatrerismo en toda la geografía correntina, ahora se suman cuestiones aleatorias como ser permisos precarios para carnear en carnicerías. No en mataderos o frigoríficos habilitados.

Esos permisos precarios dados por autoridades comunales son una forma rápida de meter en el mercado, carne de dudosa procedencia legal, además de la falta de controles bromatológicos.

Ayer, lo expuso el presidente de la Sociedad Rural de Saladas. “»Las carnicerías donde se comercializa la carne adquirida de manera ilegal. Ese es un tema que nos viene preocupando, porque hace unos años creemos que es una organización delictiva, donde está el grupo que faena al animal, el jefe que comercializa la carne, y muchas veces esa carne va a parar en las carnicerías, ya sea de los pueblos, de los parajes, y ahí es donde tenemos que juntar con el control Bromatológico», expresó el dirigente rural.

Agregó en ese sentido que las comunas que «no tienen matadero, entonces se les permite faenar en las carnicerías. Es decir, no tienen mataderos habilitados y las municipalidades otorga, tengo entendido, un permiso para faena. Nosotros hablamos con gente del Ministerio de la Producción y nos dijo que esa faena está prohibida en toda la provincia».

«Lo que buscamos –explicó- es hacer una reunión más amplia con los intendentes de esos municipios más chicos que están en el departamento de Saladas y tratar ese tema para ver si podemos mejorar eso, porque también en la Rural de Saladas tenemos muchos socios que son carniceros y abastecedores de la localidad que se están fundiendo porque no pueden competir con carne que no entra en el matadero, con carniceros que no pagan los impuestos, porque si vos faenás en la carnicería no tenés que pagar renta».

En el inicio de esta semana un productor de Santo Tomé, en la costa del Río Uruguay, confirmó que le robaron 100 cabezas de ganado. Es una de las llamadas zonas calientes del cuatrerismo en la provincia y donde el gobernador inauguró hace dos semanas un destacamento policial rural. En ese marco les dijo a los productores ganaderos que deben invertir ellos en su propia seguridad, que el “Estado” no puede hacer todo.

Los reclamos del sector datan de hace meses y en abril pasado la Sociedad de Sociedades Rurales de la provincia le pidió al gobernador que intervenga personalmente en el tema, con inversión para dotar de recursos a la policía y realice una profunda modificación en la fuerza para hacer más dinámica la tarea en contrarrestar el robo de ganado.

Hasta ahora el drama sigue ocurriendo y con más daño económico como al productor santotomeño que perdió unos $10.000.000 con las 100 vacas robadas.

Botón volver arriba