Noticias

Los ganaderos correntinos estiman pérdidas por $28.000 millones

Entidades rurales alertaron del agravamiento de la sequía en el sector ganadero y señalaron que sufren pérdidas importantes por la muerte de animales.

La Asociación de Sociedades Rurales de Corrientes (ASRC) advirtió sobre el agravamiento de la sequía y el impacto en el sector ganadero. Estimaron pérdidas del 15% por baja en producción de carne y mortandad. Generarían una caída en los ingresos de $28 mil millones.

“El stock ganadero provincial está en riesgo de sufrir una fuerte disminución, producto de la liquidación forzosa y pérdidas por mortandad”, alertaron desde la entidad. En el marco de la emergencia agropecuaria el Gobierno de Corrientes a través del ministerio de Producción, realizó la entrega de 60 mil kilogramos de alimento balanceado a 240 pequeños productores.

Hay zonas de la provincia mesopotámica donde no llovió nada. En general, el déficit hídrico se ha agravado radicalmente, multiplicando la escasez de aguadas naturales (lagunas, esteros, ríos), aguadas artificiales (tajamares, represas) y la pérdida de napas en toda la provincia.

La falta de humedad no permite el crecimiento de los pastizales como es habitual, por lo que falta volumen y calidad, muy bien reflejado por los informes del INTA. O peor aún, en algunas zonas se está en niveles críticos, donde directamente no hay más pasto y el suelo está “desnudo”.

Mala condición de pasturas

En general, el ganado presenta una mala condición producto de la situación descripta y esto se traducirá en menos preñeces, terneros más livianos y perdidos de peso en los engordes y recrías. Los productores van ajustando sus cargas conforme la menor oferta forrajera.

El informe da cuenta que los productores afrontan inversiones extraordinarias en aguadas, alimentación (henos, balanceados, granos y/o subproductos, etc.) e infraestructura para destete hiperprecoz y precoz, suplementaciones, entre otros.

El valor de la hacienda, no obstante los recientes incrementos, está lejos de acompañar la inflación y muestra un fuerte retraso comparativamente con otros bienes e insumos, afirmaron.

“Las posibilidades económicas y financieras se van agotando y con ello la posibilidad de sostener los sistemas productivos, lo que nos enfrentará a la compleja situación de afrontar costos extraordinarios con una menor producción”, sostuvieron.

De cara al futuro y dada la actual condición corporal de la hacienda, si no se dan lluvias importantes en el corto plazo que comiencen a revertir la situación, el invierno próximo será letal para muchos productores correntinos, remarcaron.

En tanto, el gobernador Gustavo Valdés a través del Decreto N°3771/22 declaró la prórroga del Estado de Emergencia y/o Desastre Agropecuario por el término de seis (6) meses a partir del 01 de enero de 2023. Es para todas las actividades productivas, abarca a todo el territorio provincial y se estableció debido a la continuidad de las condiciones de sequía y de los daños generados por esta, se resolvió tomar tal medida que rige en toda la provincia y no por sectores productivos como se especuló en un principio.

Botón volver arriba