Ley de Humedales: acordaron dictamen para el próximo jueves

72

Lo resolvieron en el plenario de comi­siones que debatió sobre el tema por más de tres horas. Algunos pujaban por sacar despacho. Se negoció esperar.

Con cientos de militan­tes de organizaciones am­bientalistas y movimientos sociales en las afueras del Congreso, la Cámara de Di­putados avanzó en el debate del proyecto de ley de Hu­medales y se acordó que se emitirá dictamen el próximo jueves 29.

En una nutrida sala del Anexo de la Cámara baja, el plenario de las comisio­nes de Recursos Naturales y Conservación del Ambien­te Humano; Agricultura y Ganadería; y Presupuesto y Hacienda -emplazado en la última sesión-, pasó a un cuarto intermedio luego de que el oficialismo y la oposi­ción negociaran cómo conti­nuaría la discusión.

Fue después del pedido que planteó el radical Ricar­do Buryaile, ante las fuertes intenciones de algunos sec­tores para que el proyecto viera la luz este mismo jue­ves.

Cuando el debate llevaba alrededor de tres horas, el presidente de la Comisión de Agricultura y Ganadería, tomó la palabra. En referen­cia a que se hablaba de un proyecto «ampliamente de­batido, consensuado», dijo: «Quiero dejar algo en claro y sin polemizar con nadie. Presido la Comisión de Agri­cultura hace cinco meses y nunca llegó este proyecto».

Al mencionar que efecti­vamente se había tratado en Recursos Naturales, el for­moseño remarcó: «Tenemos una responsabilidad como diputados de estudiar lo que vamos a tratar»; y al coinci­dir con que se trata de «una ley trascendente», consideró «una irresponsabilidad le­gislativa tratar a tontas y a locas, a libro cerrado».

«No respondemos a nin­gún lobby ni a los agronego­cios, ni a los mineros, ni al lobby ambiental. Responde­mos al mandato de nuestros representados. Y yo no acuso a nadie de estar respondien­do a algún lobby», aseveró el ex ministro de Agroindus­tria luego de una acalorada intervención de la diputada de izquierda Romina Del Plá.

Con todo, Buryaile valoró la «buena voluntad» por de­batir el tema «aun cuando hay diferencias». «Dentro de nuestro interbloque tenemos tres proyectos», señaló, y propuso trazar un «esquema de trabajo» porque tienen una «res­ponsabilidad que supera lo discursivo». «Las leyes se trabajan, no se despa­chan», completó y pidió un cuarto intermedio para acor­dar los pasos a seguir.

Luego de más de media hora, los diputados retoma­ron sus lugares y el conduc­tor del debate, el presiden­te de Recursos Naturales, Leonardo Grosso, informó: «Con la voluntad de poder construir un dictamen del mayor nivel de acuerdo po­sible y coincidiendo todos en la necesidad de que este Congreso dictamine y tenga a bien poder lograr la media sanción que nos correspon­de, hemos acordado que los bloques van a ir arrimando durante el transcurso de estos días propuestas con­cretas de modificaciones o sugerencias a los proyectos que estamos discutiendo».

«De esa manera, se pasa a un cuarto intermedio hasta el jueves que viene, a las 10 de la mañana, con el objeti­vo de dictaminar el mismo jueves y sin la presencia de ningún invitado», completó el oficialista.

«Nosotros manifestamos nuestra disconformidad, pero entendemos el fun­cionamiento; en cuanto a la ausencia de invitados que nosotros proponíamos, que entendíamos que después de escuchar a los invitados debíamos tener una reunión más, primó la posición de la mayoría».

Compartir