La barra de Racing atacó con armas blancas a hinchas del Cali

322

La barra de Racing 4mboscó en Gerli a una facción de la torcida de Deportivo Cali a raíz de que la barra colombiana les robo una bandera en el Cilindro de Avellaneda la semana pasada.

Finalmente la pelea se dio en un tren que hacía el recorrido Ezeiza-Constitución a la altura de la estación Gerli. La formación debió parar para que la Policía, alertada por pasajeros, ingresara. Claro que cuando llegó la imagen era dantesca: seis hinchas de Cali heridos con arma blanca, uno (identificado como Jeason Mendoza) en grave estado debió ser trasladado de urgencia al Sanatorio Finochietto, donde en este momento lucha por su vida.

Todo comenzó el miércoles pasado cuando en horas del mediodía y con la excusa de querer conocer la cancha de Racing, un grupo de colombianos logró franquear el ingreso al Cilindro. En realidad está la sospecha de que fueron ayudados, ya que la barra de Deportivo Cali tenía una relación muy cercana a la vieja Guardia Imperial que lideraban los hermanos Escobar. Como en esa jornada la Academia jugaba contra Melgar de Perú, allí ya estaban colgadas varias banderas entre ellas las del grupo de Burzaco, que forma parte de Los Pibes de Racing, tal como se llama la facción que tomó el control de la tribuna del equipo de Avellaneda. La desataron del alambrado, la guardaron en un bolso y se la llevaron. Y al otro día apareció un video en las redes sociales donde los colombianos se ufanaban de lo realizado y desafiaban a sus rivales de la Academia.

Al instante, el periodista partidario del club de Avellaneda, Leandro Adonio Belli dio con un audio del jefe de los violentos de Racing, Leandro Paredes, en el que amenazaba con encontrarlos y liquidarlos. Pero además de llevar la guerra al terreno virtual, la barra fue al terreno judicial: denunció el hecho en la Comisaría Primera de Avellaneda y tomó intervención la recientemente creada fiscalía específica de violencia en el fútbol de la departamental Lanús-Avellaneda, a cargo del doctor Mario Prieto, que inició las investigaciones. Al mismo tiempo, un barra de Racing se presentó ante la comisaría porteña vecinal de la zona de Tribunales diciendo que la bandera estaba en un hotel de la zona, dando la dirección concreta: avenida Corrientes al 2500. Se armó otra causa judicial, en este caso a cargo del fiscal Gómez Barbarella. Toda la justicia del AMBA ocupada en buscar una bandera. Pero los allanamientos no dieron resultado positivo.

Al mismo tiempo que sucedía esto, la barra de Cali convocaba a un banderazo en el Obelisco para esta tarde, en apoyo a su equipo que mañana se juega la clasificación contra Boca en la Bombonera. Y por las mismas redes sociales respondía a la amenaza de los de Racing con audios que hablaban de mafia, de batallas y de sangre.

Compartir