La bajante del Paraná perjudicará notoriamente la reproducción de peces

71

El Presidente del Instituto de Ictiología del Nordeste, Juan Pablo Roux, habló sobre cómo afecta la bajante del río Paraná en la reproducción de peces, y explicó que “el aumento de la temperatura del agua afecta a las crecientes, por eso empiezan a migrar los peces, y las crías no van a poder encontrar la comunicación entre el río y la parte alta de la costa, que es donde encuentran protección cuando nacen, y si no encuentran esa conexión, como no hay comida ese pez en poco tiempo se muere”.

El presidente del Instituto de Ictiología del Nordeste, Juan Pablo Roux,  sobre cómo afecta la bajante del río a la reproducción de peces expuso que “el aumento de la temperatura del agua afecta a las crecientes, por eso empiezan a migrar los peces, y las crías no van a poder encontrar la comunicación entre el río y la parte alta de la costa, que es donde encuentran protección cuando nacen, y si no encuentran esa conexión, como no hay comida ese pez en poco tiempo se muere”.

A su vez, el especialista continuó describiendo que “las hembras están en el proceso de estimulación para el desarrollo. Lo haceb por estímulos externos que desembocan en un desarrollo hormonal, pero el proceso final de proceso reproductivo no concluye hasta que no se den las condiciones. El animal se prepara para reproducirse, si no hay creciente unas pocas especies van a desovar porque no están dadas las condiciones para que esto se produzcan”.

Roux remarcó que “este año no están dadas las condiciones para que este proceso se dé favorablemente, las recomendaciones que damos es que todos los que vayamos a hacer uso del recurso en el río lo veamos con mucha precaución, tratar de no hacer una sobre pesca, exagerada porque le agregamos un efecto nocivo más”.

Y agregó que “si se puede pescar un solo dorado y un solo surubí hagamos caso. Esa es nuestra responsabilidad. Esto no es un capricho, es algo necesario”.

Por último, el especialista se refirió a la falta de lluvias en la zona, y mantuvo que “si miramos el río Paraná, vemos que hay una bajante muy marcada, tuvimos un repunte ayer pero hoy ya volvió a 2,10 metros, está faltando agua, si no hay una perspectiva de lluvia se complica, sobre todo en esta época que va de octubre a noviembre”.