Hidrovía: judicialización paraguaya por el peaje

78

Un conflicto diplomático entre la Argentina y Paraguay estalló la semana pasada luego que el Gobierno nacional decidiera comenzar a cobrar peaje fluvial al tráfico en la hidrovía del Paraná. Primero, el presidente del país vecino, Mario Abdo Benítez, reclamó a Alberto Fernández que suspenda el cobro que comenzó a regir este domingo 1, y ahora, las empresas paraguayas reclaman que se tomen medidas «espejo» para defenderse.

En este sentido, más de 50 entidades empresarias le reclamaron a su gobierno tomar medidas de retaliación en contra de la Argentina por la decisión de comenzar a cobrar peaje al tráfico fluvial internacional en el tramo Santa Fe al Norte del río Paraná, señalaron fuentes paraguayas y del Mercosur a BAE Negocios. «Es una situación muy sensible, pero a la vez muy justificada. Paraguay debe pagar por un enorme servicio», añadieron.

La economía paraguaya -cuyo comercio exterior se realiza entre un 70 y un 80 por ciento por la vía fluvial, con el recurso al transbordo en puertos argentinos o uruguayos- queda sobreexpuesta con esta medida que, según señala el sector privado, incrementará los costos en alrededor de 55 millones de dólares por año. Fuentes de la diplomacia indicaron que «se tomaron todos los canales legales para informar».

La Federación de la Producción, la Industria y el Comercio (Feprinco), le reclamó al Gobierno paraguayo «que adopte las medidas necesarias para la rectificación inmediata» del peaje de 1,47 dólar por tonelada de registro neto percibido desde el 1° de este mes a toda embarcación que navegue la vía entre Santa Fe y Confluencia, afirmaron fuentes diplomáticas.

«Esta imposición representa una violación a las normas de carácter bilateral entre la Argentina y Paraguay, que supondrá un sobrecosto para empresas importadoras y exportadoras del Paraguay, afectando a todo el costo logístico de nuestro país», señaló la Federación en un comunicado suscripto por 57 cámaras que representan prácticamente a la totalidad de la economía del país vecino.

El Gobierno nacional comenzó a cobrar una tarifa para el transporte internacional de cargas y de cabotaje por la hidrovía Paraná para 2023 de 1,47 dólares por tonelada para el tramo puerto de Santa Fe – Confluencia, lo cual desató el malestar del empresariado del transporte paraguayo, que se ve afectado por la iniciativa argentina y que ya realizó una protesta oficial para que se revea la medida.

Así, a través de la Resolución N° 1.023/22 del Ministerio de Transporte, Argentina dio inicio al cobro de un peaje sobre dicho tramo desde el domingo 1° que impacta de lleno, entre otras actividades, al transporte de granos, en especial de soja, que baja por el río en barcazas hasta los puertos y las fábricas argentinas.

Compartir