Estalló una garrafa y produjo el incendio de una casilla en Corrientes

98

El dueño es un joven que sufrió algunas heridas y terminó hospitalizado. Investigan si falló el tubo de gas o, por el contrario, se trató de un hecho intencional. Según vecinos, la víctima atravesaba un duro momento emocional.

El reventón de un tubo de gas de 10 kilos provocó un incendio que en minutos destruyó por completo una precaria vivienda del barrio Loma Linda de la capital correntina. Su dueño se hallaba en la casa y al parecer sufrió algunas heridas menores que obligaron a internarlo. Investigan si en realidad falló la garrafa o se trató de otro problema de fondo.

El siniestro se registró alrededor de las 9, por calle Zaragoza al 800, y su intersección con calle 32 del barrio Loma Linda, hasta donde llegaron bomberos de la Policía y de una autobomba de los Bomberos Voluntarios. Los vecinos habían llamado por teléfono al escuchar la fuerte explosión y ver cómo salía fuego del interior de la vivienda, propiedad de un joven de apellido Miranda, de 24 años.

Sus vecinos fueron los primeros en asistirlos y también llamaron a una ambulancia, cuyos paramédicos lograron darle los primeros auxilios, pero luego lo derivaron hacia un hospital para su atención.

 

 

De hecho, fueron los propios vecinos quienes inicialmente intentaron combatir las llamas con todo lo que tenían a la mano, pero el fuego habría cobrado mucha fuerza y era imposible poder controlarlo sólo a baldazos de agua, por lo que ante la llegada de las autobombas, desistieron dando paso a los uniformados.

La finca, de no más de 20 metros cuadrados, sufrió daños totales en toda su estructura. A pesar del trabajo de los bomberos, las llamas alcanzaron los pocos muebles y electrodomésticos que había dentro y lo destruyeron todo en pocos minutos, dejando sólo con lo puesto al joven dueño. La estructura de la vivienda sufrió daños considerables y quedó con peligro de derrumbe.

Según fuentes oficiales, una heladera, una cocina, una cama de 1 plaza, un horno eléctrico, un televisor, un ventilador de pié, ropas varias y un tubo de gas fueron destruidos por el fuego.

En este último elemento se detuvieron los peritos, ya que al parecer habría sido el causante del siniestro. Pero hasta el momento no se confirmó si se trató de una fuga por falla del tubo de gas o si, por el contrario, pudo haberse tratado de un hecho provocado. Y en esto el relato de los vecinos, por la situación emocional del dueño de casa, es crucial para los investigadores.

En cuanto al dueño de la vivienda siniestrada, fuentes médicas indicaron que sus heridas no eran de gravedad, estaba fuera de peligro y pronto a recibir el alta médica. Por razones de jurisdicción, investiga el caso la comisaría Décimo Séptima.

Compartir