EL SOMBRERO Y EMPEDRADO SUMAN OBRAS PARA MAYOR CALIDAD DE VIDA

24

En la tarde de este lunes, el gobernador, Gustavo Valdés inauguró en El Sombrero enripiado en el ejido urbano y caminos rurales, el portal de acceso a la localidad, la nueva planta y red de agua potable y el tejido olímpico en la cancha municipal de fútbol.

En detalle, se inauguraron 3.500 metros de ripio en el acceso al paraje Ahoma; 1.100 en La Victoria y también el acceso a Ivaté. En el casco urbano, 1.200 metros en distintas calles. Con respecto a la red de agua potable, se habilitó la estación potabilizadora, 1.600 metros de cañerías, además de estructuras, perforaciones, un tanque y una sala. También se inauguraron canalizaciones y desagües que facilitarán el escurrimiento de las aguas en las calles y mejorarán el tránsito.
En la cancha de fútbol se inauguró el tejido olímpico perimetral, con una extensión de 400 metros, con base de cemento, 140 postes olímpicos más ganchos, alambres y torniquetes. Todo para revalorizar el espacio público e incentivar la práctica del deporte y la convivencia pacífica y saludable, se destacó.
Durante los actos lo acompañaron los ministros de Producción, Jorge Vara; de Industria, Raúl Schiavi; Obras Públicas, Bernardo Rodríguez y Secretaría General de Gobernación, Juan Carlos Álvarez; el intendente de El Sombrero, Raúl González y el de Riachuelo, Martín Jetter; la gerente regional NEA de la Dirección Nacional de Vialidad, Ingrid Jetter; el secretario de Agricultura y Ganadería, Manuel García Olano; demás autoridades provinciales y municipales, así como también representantes de fuerzas de Seguridad.
Previamente, al mediodía, en Empedrado inauguró 16 kilómetros de enripiado con una inversión provincial de 13.014.000 pesos, distribuidos en el acceso a los parajes Cañada Bai, Derqui y colonia Gobernador Soto, más conocido como Parada Cocco, lugar donde se realizó el acto. Allí, Valdés resaltó la obra que ejecuta la Provincia a pocos kilómetros de ese lugar, la construcción a nuevo del puente sobre la Ruta Provincial N° 10, que conecta con la Ruta Nacional N° 12.
En primer lugar, se procedió al tradicional corte de cintas, en tanto la invocación religiosa la presidió el sacerdote Ricardo Solá, quien luego impartió la bendición a todos.
Compartir