El Senado convirtió en ley el plan de moratoria impositiva: los puntos claves y la polémica por Cristóbal López

119

El kirchnerismo dio el aval por mayoría a la iniciativa. Juntos por el Cambio advirtió por los beneficios para Oil Combustibles.

El Senado convirtió en ley anoche, sin el apoyo de la oposición, el plan de moratoria impositiva que contempla pagos en cuotas de deudas previsionales, impositivas y aduaneras vencidas al 31 de julio y prevé premios para los contribuyentes cumplidores.

La ley fue aprobada por 41 votos del Frente de Todos y aliados y 28 en contra de Juntos por el Cambio, durante la sesión especial que se desarrolló el jueves durante nueve horas.

La oposición había cuestionado algunos puntos del proyecto por considerar que favorecen a empresas acusadas de delitos de corrupción.

Los senadores de la Juntos por el Cambio apuntaron contra Cristóbal López, dueño de la petrolera Oil Combustibles, la cual está quebrada y con una deuda con la AFIP de alrededor de $8.000 millones. Advirtieron que, al permitir que se incluyan las empresas quebradas sin continuidad en la moratoria, López podrá pagar su millonaria deuda con la AFIP en cuotas y, además, quedar liberado de las causas judiciales que lo afectan.

Para el jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, esta ley, más allá “de sus nobles intenciones”, constituye un “salvataje a los amigos del poder”.

“Esta es una moratoria que es un golpe bajo para muchos ciudadanos que, por ejemplo, para aquéllos deben pagar el anticipo de ganancias de 2019 y no están incluidos en la moratoria. Es una bofetada al sentido común”, aseveró.

En cambio, según el oficialismo, el proyecto persigue el objetivo de mejorar la recaudación fiscal, que resultó seriamente afectada por la crisis económica generada por la pandemia de coronavirus.

La nueva moratoria dispone que las deudas previsionales se podrán pagar en un plazo de entre 48 y 60 cuotas, mientras que las obligaciones tributarias se podrán abonar en 96 o 120 cuotas. La tasa de interés del plan de pago en cuotas será del 2% mensual hasta enero de 2021 y luego se aplicará una tasa variable.

Hay un artículo que establece que las grandes empresas que quieran participar de la moratoria quedarán excluidas del mercado cambiario para el pago de algunas operaciones. Se les prohíbe durante 24 meses distribuir dividendos, realizar operaciones con títulos para eludir la normativa cambiaria y acceder al mercado cambiario para realizar pagos a entidades vinculadas.

La nueva normativa incluye, además, premios para los contribuyentes cumplidores. Para los monotributistas, el beneficio será la exención del componente impositivo conforme la cantidad de cuotas con un límite de $17.500.

En el caso de Ganancias, se incrementa 50% la deducción especial para las personas humanas. La norma excluye del beneficio a quienes ocupan cargos públicos, a quienes se encuentren en relación de dependencia y a jubilaciones, pensiones, retiros o subsidios en cuanto “tengan su origen en el trabajo personal y en la medida que hayan estado sujeto al pago del impuesto y, de los consejeros de las sociedades cooperativas”.