El Gobierno negó querer suspender las PASO y volvió a cargar contra la oposición

109
La portavoz Gabriela Cerruti despejó los rumores sobre una supuesta eliminación de las elecciones primarias de 2023. Además, cuestionó a Patricia Bullrich por no haber condenado el atentado contra Cristina Kirchner.

La portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, desmintió que el Gobierno esté pensando en suspender las Primas Abiertas Simultaneas y Obligatorias (PASO) en el marco de las elecciones presidenciales de 2023, en medio de los trascendidos de distintos sectores que indican que el oficialismo analiza cancelarlas.

En la habitual conferencia de prensa de los jueves, la vocera habló del pedido de diálogo con la oposición que encabezó el ministro de Interior, Eduardo «Wado» de Pedro, y cuestionó también a la titular de PRO, Patricia Bullrich por no repudiar el intento de magnicidio contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

«No vamos a hacer una cuestión de ellos o nosotros como hizo un dirigente de la oposición. Si me parece grave que la principal dirigente de la oposición todavía no se haya pronunciado y repudiaron, como si lo hicieron la mayoría de los dirigentes políticos y sociales aún de lo que hoy es la oposición y lo que fue gobierno«, expresó Cerruti, y agregó: «Esperamos que logremos un profundo acuerdo democrático de toda la sociedad para ver como podemos salir de esta situación, en la cual está cuestionada toda la dirigente política, social, la justicia y los medios en haber contribuido a que esta situación llegara tan lejos».

Asimismo, reiteró el llamado de dirigente de La Cámpora y funcionario del Gabinete, aunque descartó una mesa de trabajo con Juntos por el Cambio. «El Presidente entiende que hay que construir una Argentina de diálogo, de convivencia, donde profundicemos los acuerdos democráticos. Este es el convencimiento que tiene desde el primer día de Gobierno», sostuvo.

La portavoz reveló también que el Gobierno encabezado por Alberto Fernández sigue de cerca la investigación del atentado contra la exmandataria, y apuntó que evaluará si se pliega a la misa del sábado en respaldo de la vice en la Basílica de Luján convocada por sectores oficialistas. “Hubo anoche una imputación, la leímos atentamente y estamos atento a los avances”, expresó Cerruti al tiempo que apuntó contra los dos investigados, Fernando André Sabag Montiel y Brenda Uliarte.

«La verdad es que haber cruzado el límite que se cruzó como sociedad, ver actuar a personas que actuaron por fuera de los márgenes de la democracia, ya no se trata de insultos, de persecución, de lo que vemos todos los días, sino de un dos ciudadanos hasta ahora, que decidieron actuar por afuera de los limites de la democracia y de la ley, tratando de llevar adelante un magnicidio de esa naturaleza, y nos obliga a todos a replantearnos cuál es nuestro pacto democrático, a ratificarlo y profundizarlo, aquel que venimos construyendo desde el 83, y sabemos lo que le costó a la Argentina recuperar la democracia y sobre cuántas muertes y oscurantismos costó», subrayó la portavoz.

Por último, reiteró el llamado a rediscutir los discursos de odio al recuperar al filósofo Jürgen Habermas en su definición acerca de la tolerancia: «El Presidente ha dicho desde su discurso en la noche del jueves que claramente se trata de una expresión que se fue construyendo, como se construye el huevo de la serpiente, cuando se van cruzando líneas y límites en una sociedad en la que está permitido construir un personaje un otro que puede ser exterminado, desearle la muerte a otro, decir que es el cáncer de la sociedad, decir que se tienen que terminar, colgar bolsas mortuorias en la Casa de Gobierno, traer guillotinas, todo es una construcción de tratar de convertir a una persona», enuméro al tiempo que reafirmó que esos mensajes calan en determinadas personalidades radicalizadas

«Eso en determinadas personalidades tiene una repercusión particular, y sí el presidente entienda que sea cual sea la responsabilidad penal del magnicidio, tenemos que replantearnos como sociedad si vamos a segiur en esta senda en el cual un sector de la sociedad cree que no merece vivir en la sociedad. Es algo que sucede en todo el mundo, que sucede con el crecimiento de grupos neonazis en europa, que lo ha planteado Merkel en Europa, diciendo cuál es el limite y hasta donde tenemos que tolerar y el limite son los discursos de odio. El limite de la tolerancia decía Habermas, es el intolerante y es algo que esta sociedad debe empezar a practicar«, concluyó Cerruti.

Compartir