El Gobierno apunta a que Manzur pida licencia y acompañe el último tramo de la gestión de Alberto Fernández

64
El Presidente busca eludir más modificaciones en el Gabinete Nacional, pero el exgobernador se muestra decidido a renunciar a su cargo a principios de 2023.

El Gobierno apuesta a evitar nuevos cambios en el Gabinete y apela a que su jefe de Ministros, Juan Manzur, se tome licencia en Tucumán para acompañar el resto de la gestión de Alberto Fernández.

Días atrás, el gobernador en uso de licencia admitió sus intenciones de renunciar a su cargo en la administración nacional para retornar a su provincia y abocarse a sus planes locales. Febrero es el mes elegido por Manzur para volver, aunque desde el entorno del jefe de Estado eviten dar precisiones sobre el tema e insistan en que aún continúa siendo el encargado de supervisar el tablero del Gobierno.

Así lo dejó en claro también el Presidente, quien reveló que está al tanto de la idea del tucumano: «Manzur está trabajando con nosotros. Lo que pasa es que él, y yo comparto, tiene que involucrarse en la política de Tucumán para garantizar un buen resultado. Veremos cómo lo manejamos eso en su momento. Hoy es mi jefe de gabinete«, expuso en declaraciones radiales.

Consultado por la sucesión de Juan Manuel Olmos, actual vicejefe de Gabinete de Manzur y ex jefe de asesores de Fernández, el mandatario aclaró: «Olmos es el segundo de él. No lo sé. Espero que Manzur me acompañe, pedirá licencia durante esos meses, veremos cómo lo arreglamos».

Osvaldo Jado – Juan Manzur es la fórmula ya diseñada en la cabeza del exministro de Salud que busca cosechar una buena elección provincial que le permita catapultarse en 2023. Desde su entorno lo ven presidenciable lo justifican al asegurar que tiene lo que muchos no: muy buena relación con empresarios y sindicalistas, fue gobernador, vice, ministro, y por sobre todas las cosas, es un candidato del interior en esta cruzada por una Argentina federal.

Para eso, Manzur sabe que tiene que despegarse de la imagen negativa del Gobierno, y en eso trabaja todos los fines de semana. Llegado el viernes, viaja a Tucumán para avanzar en el armado local con su actual gobernador, con quien logró recomponer relaciones.

Tras su desembarco en la jefatura de Gabinete, el exgobernador se mostró activo, iniciaba sus jornadas laborales a las 7 AM y dejaba trascender una agenda de actividades que ocupaba todo su día. Sus reuniones quincenales arrancaban temprano y asistían el grueso de los ministros más importantes de la estructura.

 

El Presidente, ante la hiperactividad del sucesor de Santiago Cafiero en la administración, le bajó el pulgar y Manzur debió desacelerar la intensidad con la que había asumido. Hoy, sueña con que su titular de ministros participe de las elecciones locales en mayo, y vuelva a los despachos de Balcarce 50 para acompañarlo durante el último tramo de la gestión.

Desde el entorno de Manzur aseguran que no hay nada planteado, pero las voces críticas a la idea de Alberto Fernández ya se hicieron escuchar. El diputado Carlos Cisneros cuestionó los planes del Presidente: «Tendrá que buscarle un reemplazante. Además, es poco serio, como sostienen algunos medios, decir que va a pedir una licencia cuando tenemos los problemas que tenemos, cuando hay una inflación galopante. Se deberían haber dado cuenta antes lo que valía como jefe de Gabinete”, enfatizó.

Además, sumó: «Tarde se dieron cuenta de que Juan Manzur podría haber sido un excelente jefe de Gabinete, se lo desaprovechó un año».

Según supo NA, el malestar también alcanza a quienes rodean al mandatario, que se desmarcan de las últimas renuncias al remarcar la importancia de cumplir con las «responsabilidades políticas de asumir una tarea» y de «bancar la gestión».

La realidad es que tras la ola de renuncias, el Gobierno busca evitar -a como dé lugar- un nuevo cambio en un Gabinete que solo mantiene un tercio de los nombres que asumieron en 2019. Frustrado por las limitaciones en la jefatura, Manzur se muestra dispuesto a avanzar en sus propios planes y resiste las intenciones de Alberto Fernández que hizo todo lo posible por desdibujar a su titular de ministros.

Compartir