Diputados: el oficialismo buscará darle dictamen al proyecto de Humedales y quiere votarlo en octubre

88
Está decidido avanzar en un plenario de comisiones a las 10 de la mañana. En Juntos por el Cambio no quieren que se agote el debate este jueves.

Mientras sectores de la oposición buscan estirar el debate, el Frente de Todos está decidido a dictaminar mañana mismo en un plenario de comisiones a favor del proyecto de presupuestos mínimos para la protección de humedales, una iniciativa que volvió a ponerse sobre el tapete a raíz de la crisis ambiental por los arrasadores incendios que están reduciendo a cenizas vastas áreas de las islas del Delta.

Luego de la aprobación del pedido de emplazamiento de tres comisiones que ejecutó en la última sesión el socialista santafesino Enrique Estévez, el presidente de la comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano, Leonardo Grosso (Frente de Todos), el cerebro detrás de esa astuta jugada que descolocó a Juntos por el Cambio, citó a un plenario junto a las comisiones de Agricultura y Ganadería, y Presupuesto y Hacienda, para mañana a las 10 hs.

La idea es que para media tarde, el debate de los diputados que se anoten como oradores esté agotado, y se pase a la firma del dictamen (o de los dictámenes). Luego será el tiempo de la coordinación con el presidente del bloque oficialista, Germán Martínez, y con la titular de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau (quienes ya expresaron su encolumnamiento total con la iniciativa) para que el expediente de Humedales sea insertado en el temario de la próxima sesión, que sería convocada en la primera o segunda semana de octubre. Es decir, antes de la sesión del Presupuesto, prevista para el 26 de octubre.  

Fuentes cercanas al titular de la comisión de Agricultura, Ricardo Buryaile, aclararon a NA que si bien están trabajando para llevar una postura unificada, no tienen la información de que el día de la firma de los dictámenes sea mañana.

«La ley de Humedales se discutió hace dos años en la comisión de Recursos Naturales, pero no en Agricultura ni en Presupuesto. Y hay como 20 proyectos para analizar», resaltaron, como queriendo poner el pie en el freno.

Según pudo reconstruir Noticias Argentinas a partir de conversaciones con fuentes del oficialismo, la maniobra del emplazamiento de las comisiones para exponer el «juego dilatorio» de Buryaile (UCR), quien venía resistiendo el llamado conjunto a una reunión plenaria para darle tratamiento al tema, nació dos días antes de que las llamas comenzaran a desparramarse por las zonas mesopotámicas afectadas.

 

Fue el viernes 9 de septiembre, cuando la comisión de Recursos Naturales se citó en la ciudad de Rosario con el foco puesto en la ley de Humedales, una iniciativa largamente postergada que había logrado dictamen en 2020 en la comisión encabezada por Grosso pero que luego perdió estado parlamentario porque no fue girada al resto de los cinco cuerpos que en ese momento tenían competencia.

En Rosario brilló por su ausencia Juntos por el Cambio, que tiene distintos posicionamientos internos sobre el tema y no logra hasta el momento ordenarse en una línea compartida y uniforme. Sí estuvieron firmes los representantes del interbloque Federal, la bonaerense Graciela Camaño, y el referido Estévez, quien tuvo un discurso muy enfático en defensa de la ley de Humedales.

Ese dato no pasó desapercibido en el Movimiento Evita, agrupación a la que pertenece Grosso, y en el viaje de vuelta a Buenos Aires, uno de los integrantes del equipo de asesores se le ocurrió que la mejor manera de reactivar el tratamiento de la Ley de Humedales, con un 2022 en la cuenta regresiva, era apelar a una figura de un tercer espacio por fuera de la polarización planteada entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio.

Estévez tomó ese rol y planteó la moción que puso en aprietos a un Buryaile nervioso, a quien no le quedó más remedio que ceder.  «Si no hacíamos eso, el tipo se iba a negar», admitieron, en referencia al ex ministro de Agroindustria de Mauricio Macri.

«Mañana mismo vamos a dictaminar. Tal vez ellos planteen que hay que seguir el debate con más invitados especialistas. Pero la verdad es que esto ya se discutió muchísimo en 2020, cuando sacamos un dictamen con mucho consenso, en base al proyecto que había hecho Pino Solanas pero sumando aportes de cada uno de los 16 proyectos presentados sobre el tema. Y si querían más invitados, los hubieran llevado a Rosario, cuando no hubo nadie del PRO ni del radicalismo. Ahora que no vengan a decir que no hubo espacios para discutir«, afirmaron a Noticias Argentinas.

«Sabemos por qué lo hacen: quieren dilatar más el tema porque piensan que afectan los intereses de sus amigos o de algunos de ellos mismos. No podemos seguir perdiendo tiempo en un tema que hay que resolver urgente por todo lo que estamos viendo. Si joden pidiendo más reuniones informativas, nosotros ya tenemos el número de firmas para dictaminar por mayoría«, desafiaron.

Por otra parte, derribaron la teoría -azuzada por un sector de Juntos por el Cambio- de que la ley de Humedales impedirá o entorpecerá la explotación económica: «Lo que se está haciendo es un área protegida y en todas las áreas protegidas se permite jurídicamente la explotación. Lo que se hace con esta ley es regular, para que la explotación se haga de forma cuidada, con el certificado de un estudio de impacto ambiental que precise hasta qué punto es sustentable hacerlo», aclararon.

Sobre el proyecto, señalaron que tiene una legitimidad muy fuerte, y que incluso Gladys González (PRO) estuvo de acuerdo en su momento, diferenciándose de sus pares de Juntos por el Cambio. «Ellos tiene que resolver su problema interno, pero más allá de eso, nosotros tenemos los votos», avisaron.

El martes, desde Juntos por el Cambio, con las senadores Carolina Losada y la propia Gladys González como autoras principales, presentaron un proyecto de ley en el Senado similar al que va a dictaminar el oficialismo en Diputados. En simultáneo, los diputados Ximena García y Maximiliano Ferraro, junto a casi un centenar de firmas, presentaron el mismo texto en la Cámara baja. Lo hicieron tardíamente, cuando el oficialismo ya había dejado trascender que tenía las firmas suficientes para avanzar con el tema con prescindencia del principal interbloque opositor, lo cual deja al desnudo las intenciones reales de unos y otros.

Compartir