De la mano de Messi, Argentina es finalista del Mundial y sueña con la tercera copa

70
La Selección nacional goleó 3 a 0 a Croacia en las semifinales y el próximo domingo buscará alcanzar la gloria luego de 36 años. El rival saldrá de Francia y Marruecos, que se enfrentarán esta tarde.

La Selección argentina goleó por 3 a 0 a Croacia, de la mano de Lionel Messi y un Julián Álvarez intratable,  y jugará la final del Mundial de Qatar 2022 tras un atractivo encuentro disputado el martes, en el estadio Lusail Iconic.

Messi de penal, a los 33 minutos del primer tiempo, y Julián Álvarez con un doblete, a los 39 de la primera etapa y 24 del complemento, le dieron el triunfo al conjunto albiceleste.

La Selección nacional desplegó un gran nivel de juego ante 88.996 personas en el estadio Lusail Iconic, y con el astro argentino como bandera, logró el pase a la final de la Copa del Mundo que se disputará el próximo domingo, desde las 12 de Argentina, ante el vencedor de la llave que conforman Francia y Marruecos.

En el inicio, el equipo de Lionel Scaloni buscó hacerse dueño de la pelota de la mano de Enzo Fernández y el resto de los mediocampistas que lo acompañaron, mientras que intentó lastimar por las bandas, con los desbordes de Nahuel Molina y Nicolás Tagliafico.

Por su parte, Croacia respondió con una rápida reacción que le permitió recuperar el balón y hacerse dueño total del control, con Luka Modrick como eje central distribuyendo el juego, pero sin peso ofensivo para inquietar.

El dominio por parte del conjunto croata se extendió durante varios minutos, pero Argentina, con una buena jugada colectiva, rompió el bloque ofensivo que le propuso su rival con un remate de media distancia de Fernández que contuvo el arquero Dominik Livakovic en dos tiempos.

La Selección nacional logró destrabar el juego apostando al contraataque y, en una ráfaga de cinco minutos, anotó dos goles: primero, Messi convirtió de penal y luego Álvarez, tras una serie de rebotes y a pura potencia, firmó el 2 a 0.

En el complemento, el técnico croata Zlatko Dalic realizó tres variantes en su equipo, apeló a futbolistas de características ofensivas para acorralar a los dirigidos por Lionel Scaloni que se mostraron seguros en la última línea y nuevamente de contraataque, casi estira diferencias con una acción de Messi que tapó el arquero Livakovic.

Ante los cambios propuestos por el conjunto croata, Argentina modificó su esquema con el ingreso de Lisandro Martínez y con esto, no solo reforzó la última línea, sino que liberó el juego por las bandas y, tras una individualidad de Messi, quien se metió al área después de amarle a Joško Gvardiol, asistió a Álvarez para sentenciar el 3 a 0.

Tras el último tanto, Argentina dominó el juego a su estilo, no paso sobresaltos ante un rival que sintió el efecto de no poder revertir la historia y, de esta manera, el equipo de Scaloni y Messi, buscará alcanzar la gloria el próximo domingo luego de 36 años.

Compartir