Cuál es el dólar con el que las industrias fijan los precios

62
Un reporte de la Fundación Observatorio Pyme estima una cotización intermedia entre el oficial y el MEP.

El precio de manufacturas que elaboran las pequeñas y medianas empresas viene ajustando este año a un valor intermedio entre el dólar oficial y el paralelo, lo cual marca una cotización del orden de los $240 a valores actuales.

Así lo indica un reporte de la Fundación Observatorio Pyme, el cual precisa que “el indicador de precios PyME quedó ubicado nuevamente en un punto intermedio entre tipo de cambio oficial y paralelo” durante el tercer trimestre del año.

Durante ese período, que va de julio a septiembre, los precios de los productos a la salida de fábrica ajustaron en primer lugar al nivel de la devaluación oficial que establece diariamente el Banco Central, de entre el 15% y el 18% y en segundo término por el dólar Bolsa que subió 38%.

Por otro lado, el reporte privado señala que los “precios avanzaron a una tasa menor que el grupo de bienes de la canasta que compone el IPC nacional (21%)” y también que el conjunto de precios de manufacturas nacional (21%)”.

La Fundación Observatorio Pyme, una entidad vinculada a la Unión Industrial Argentina (UIA) plantea que “los precios de las manufacturas PyME no incorporan plenamente la evolución del tipo de cambio paralelo, así como el tipo de cambio oficial mantiene su atraso con relación al conjunto de precios internos de bienes, tanto mayoristas como minoristas”.

cuadro_copy_copy.png

“A este punto, si tuviera lugar una devaluación del tipo de cambio oficial, es posible que esta se traslade a los precios mayoristas PyME, ya sea en forma directa o indirecta aunque en forma parcial”, indica el informe el cual indica que ese traslado en anteriores veces fue de entre el 25% y el 45%.

Algunos analistas privados advirtieron hace algunas semanas que la decisión de las autoridades económica este año de generar una postergación de pagos de importaciones del orden de los 180 días promedio provocó un cierto encarecimiento de los costos por el lado financiero.

La posibilidad que se abrió desde el 17 de octubre pasado de poder emplear dólares propios para importar podría tener una mayor incidencia en los costos y por ende en los precios finales de las industrias pymes, por encima de lo que ha venido influyendo hasta el momento.

Compartir