Noticias

Crimen de Natalia Melmann: condenaron a prisión perpetua al cuarto policía

Ricardo Panadero fue encontrado culpable de secuestrar, abusar y asesinar a la adolescente de 15 años en 2001.

Condenaron a prisión perpetua al cuarto policía por el crimen de Natalia Melmann en febrero de 2001. El Tribunal Criminal N° 4 de Mar del Plata, a cargo de los jueces Néstor Conti, Mariana Iriani y Juan Galarreta, encontró por unanimidad culpable a Ricardo Panadero de secuestrar, abusar y asesinar a la adolescente de 15 años.

Natalia Melmann: perpetua para el cuarto policía acusado de captar, abusar  y asesinar a la adolescente - Opinión Frontal

 

Para los jueces el exsargento de la policía bonaerense es culpable de los delitos de “privación ilegítima de la libertad agravada por el uso de violencia, abuso sexual agravado por acceso carnal y por la participación de dos o más personas y homicidio agravado por la participación de dos o más personas y criminis causa”.

Al finalizar la lectura ordenaron el inmediato traslado del condenado a la Unidad 15 de Batán ubicado en Mar del Plata.

Este juicio se llevó a cabo 22 años después del atroz crimen de la adolescente de 15 años en Miramar. En primera instancia habían sido condenados a prisión perpetua tres policías: Oscar Echenique (63), Ricardo Anselmini (55) y Ricardo Suárez (60).

En tanto, Ricardo Panadero fue absuelto en dos oportunidades «por falta de pruebas». Sin embargo, el Tribunal de Casación Penal provincial decidió en 2019 anular el fallo y anunció que el cuarto policía de la Bonaerense debía ser juzgado por su participación en el crimen.

Laura, mamá de Natalia, estuvo presente en la lectura de la sentencia y tras la condena habló con la prensa: «No tienen la menor idea de lo que fue para nosotros perder a un hijo. A mi hija nadie la resucita».

 

«Yo solo cuando pongo mi cabeza en la almohada veo a Natalia siendo atacada por cuatro policías», expresó con enojo.

Además, pidió que no haya más asesinos en Miramar: «Tenemos que vivir en libertad, nuestros hijos y nietos se lo merecen. Ella estudiaba, jugaba, bailaba, era feliz y ellos nos quitaron el futuro de Natalia, por eso luchamos».

Por último, hizo hincapié en que la adolescente está con ellos en este duro momento: «Natalia está acá con nosotros, acompañada por otras víctimas».

Botón volver arriba