NacionalesNoticias

Corrientes: La Justicia provincial volvió a remarcar la importancia de tener recursos

Cada 8 de diciembre, en Argentina, el Día de la Virgen María es feriado, ya que es una de las 13 fiestas del calendario de la Iglesia Católica.

Según decretaron desde el Gobierno nacional, el feriado nacional no se trasladará, por lo que se empalmará con el sábado y domingo para conformar un “finde” largo. Será el último de 2023.

La Iglesia católica contempla la posición especial de María por ser madre de Cristo, y sostiene que Dios preservó a María desde el momento de su concepción del pecado original, que había de transmitirse a todos los hombres por ser descendientes de Adán y Eva, en atención a que iba a ser la madre de Jesús, quien también es Dios.

La Inmaculada Concepción significa que, por decisión de Dios, María, al ser la futura madre de Cristo, estaría salva de todo pecado o mancha que pudiera ensombrecer su pureza.

El Día de la Inmaculada Concepción de María es el nombre con el que se celebra la festividad religiosa que tiene lugar el 8 de diciembre de cada año en nuestro país, y la tradicional fecha nace para recordar que la sagrada Virgen María fue concebida libre de pecado, y se mantuvo de esta forma hasta el día de su muerte.

El Día se considera como una fecha festiva en el calendario de días laborables y es uno de los últimos festivos del año en el país. En tanto, el origen de la celebración data del año 1854, cuando el papa Pío IX convirtió el 8 de diciembre como la fecha para celebrar el dogma religioso en su bula papal «Ineffabilis Deus», en ella se afirmaba que la Virgen, siendo la madre de Jesús, no fue tocada por el pecado original, sino que desde el momento de su concepción estuvo libre de toda mancha, manteniéndose de esa forma hasta su último día en la tierra.

Cabe destacar, que la doctrina de la Inmaculada Concepción sostiene que, por decisión de Dios, María, al ser la futura madre de Cristo, estaría salva de todo pecado o mancha que pudiera ensombrecer su pureza, esto para diferenciarla del resto de descendientes de Adán y Eva.

Desde este principio, la fe católica nos presenta la imagen de la Purísima Concepción como una mujer joven vestida con túnica blanca y manto azul, los cuales se consideran símbolos de pureza y eternidad, las manos cruzadas sutilmente sobre el pecho, coronada con doce estrellas y una serpiente a los pies simbolizando su dominio sobre el pecado.

En Argentina, al ser un país predominantemente católico, la Solemnidad de la Inmaculada Concepción es celebrada a lo largo de las 98 parroquias que llevan su nombre en los municipios del territorio nacional. Es la patrona de diferentes arquidiócesis como la de La Plata, la diócesis de Quilmes, Concepción, Venado Tuerto, entre otras.

En tanto, el Día 7 de diciembre, en víspera de la celebración, se suele organizar la fiesta en honor a la Virgen en la Catedral Metropolitana de Buenos Aires. La misa solemne se realiza regularmente el día 8 cerca de las horas del mediodía.

También es tradición que año a año la procesión Inter parroquial de las Américas, que parte desde la Parroquia Nuestra Señora de Loreto, y en ella usualmente se lleva la advocación de la Virgen María.

Botón volver arriba