Corrientes: intendentes informan que está prohibido hacer fuego mientras esperan asistencia provincial

121

Ayer fue el turno del jefe comunal de Goya que se suma al de Santo Tomé, Virasoro e Ituzaingó. Los jefes comunales hablan de una campaña de concientización, pero de fondo hay preocupación por la demora en estar listos ante las contingencias del verano.

A 19 días de empezar la temporada estival la administración provincial anunció que inicia la construcción de los cuarteles de bomberos forestales. Un cuerpo especializado en el combate de incendios rurales y forestales, pero tanto el cuerpo como sus sedes –distribuidas en cinco localidades- fueron creadas en marzo pasado tras los incendios que consumieron más de 1,2 millones de hectáreas.

Incluso, un partido aliado a Encuentro por Corrientes (ECO), Encuentro Liberal (ELI), había presentado un proyecto de Ley para justamente la creación de esos cuerpos. Pero el mismo nunca prosperó en la cámara de diputados y recién en la segunda semana de noviembre pasado el Poder Ejecutivo emitió un decreto donde formalizó la puesta en marcha de esos grupos bomberiles.

El proyecto de Ley también se había hecho a fines de marzo pasado. Ahora, los intendentes quienes son los primeros en recibir las quejas por incendios, iniciaron campañas directas a sus vecinos pidiendo que no hagan fuego. Ni siquiera para quemar basura, una costumbre milenaria en el interior.

Los alcaldes están preocupados por la demora provincial en los equipamientos y puesta a punto de los grupos especializados. Por ejemplo: el pasado martes el ministerio de Obras Públicas anunció que empiezan las construcciones de tres de las cinco sedes de bomberos forestales.

Donde supuestamente iniciaron las obras son en las comunas de Itusaingó, Paso de los Libres y Santa Rosa. Pero restan dos más: Santo Tomé y Virasoro. Tampoco que se sabe el destino de 25 autobombas que el Gobierno provincial compró en Montevideo (Uruguay) por medio de compra directa a través de un decreto fechado el pasado 20 de septiembre.

Para esa operación comercial el Poder Ejecutivo creó un fondo especial de $1.000 millones.

Otro dato, ventilado por la oposición en el Senado provincial el pasado miércoles 30 de noviembre durante el tratamiento del Presupuesto 2023 aprobado en dicha cámara, en ese cálculo de gastos e inversiones para el año que viene el gobierno provincial destina a medioambiente y ecología solamente $48 millones.

Quizás los intendentes tengan motivos para estar preocupados y alarmados. Será un verano caluroso y sin lluvias.

Compartir