Coronavirus: los jóvenes tendrán que esperar hasta 2022 para vacunarse

102

Mientras continúan las especulaciones sobre la posible fecha de distribución de las primeras vacunas, cientos de compañías farmacéuticas continúan sus ensayos en todo el mundo.

La directora científica de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Soumya Swaminathan, advirtió que los jóvenes tendrán que esperar hasta el 2022 para recibir una vacuna contra el coronavirus, dado que la producción inicial estará destinada a los grupos de riesgo: trabajadores esenciales, adultos mayores y personas con otras enfermedades o condiciones de comorbilidad.

“La gente piensa que el 1 de enero habrá una vacuna y que las cosas volverán a la normalidad, pero las cosas no serán así. Nadie jamás ha producido vacunas en los volúmenes que se necesitarán, así que en 2021 esperamos tener vacunas, pero en una cantidad limitada”, aclaró Swaminathan.

Según la especialista las primeras partidas estarán destinada a los trabajadores que luchan contra la pandemia en primera línea, a los ancianos y a personas de riesgo. “Una persona joven y saludable tendrá que esperar hasta 2022 para ser vacunada”, sostuvo la científica.

Vacunas contra el coronavirus

Mientras continúan las especulaciones sobre la posible fecha de distribución de la vacuna, cientos de compañías farmacéuticas continúan sus estudios en todo el mundo. Actualmente, hay una decena de fármacos que se encuentra en fase 3, es decir, que se están inoculando a aproximadamente 30.000 personas en regiones donde hay circulación comunitaria del virus.

Si se suman las vacunas que están en fase 1 y 2 de experimentación, hay un total de 40 prototipos, mientras otras 200 que aún se encuentran en pruebas de laboratorio.

“Hasta que no tengamos los resultados de la fase 3 no sabremos cuáles y cuántas de esas vacunas serán seguras, efectivas y protegerán por un período largo”, explicó Swaminathan.

Esos resultados, anticipó la funcionaria de la OMS, podrían estar listos recién a principios del próximo año, después de lo cual se tendrá que cumplir con las normativas para su aprobación.

La OMS ha solicitado a quienes tienen ensayos avanzados acceso a sus resultados para acelerar los protocolos y regulaciones que se podrían aplicar en todo el mundo. “Nada debe comprometer los resultados que se obtengan porque se trata de vacunas que serán utilizadas en miles de millones de personas, así que necesitamos estar totalmente seguros de que es la decisión correcta”, concluyó Swaminathan.