Castillo denuncia que el Congreso pretende «dinamitar democracia» de Perú

99
El Congreso, que es de mayoría opositora, debatirá y votará a partir de las 15:00 hora local de este miércoles la propuesta de destitución.

El presidente de Perú, Pedro Castillo, denunció que el Congreso pretende «dinamitar la democracia» del país andino con la moción que plantea su vacancia, la cual será debatida y votada este miércoles en una sesión del Pleno.

«Pretenden dinamitar la democracia y desconocer el derecho a elegir de nuestros pueblos, atentando contra la figura de la Presidencia de la República, para sacar provecho y tomar el poder que en las urnas (electorales) el pueblo les quitó», aseguró.

Castillo formuló tal señalamiento durante su discurso en el marco de la ceremonia por el 34 aniversario de la creación de la Policía Nacional del Perú (PNP), que se desarrolló en la Escuela de Oficiales de la PNP de Chorrillos, en la ciudad de Lima.

El Congreso, que es de mayoría opositora, debatirá y votará a partir de las 15:00 hora local de este miércoles la propuesta de destitución que fue impulsada por el congresista independiente Edward Málaga, al argumentar una presunta «incapacidad moral permanente» del mandatario.

Denuncia y defensa

El legislador sostuvo en más de 100 páginas de propuesta que «resulta inaceptable» que un mandatario ejerza el cargo «en medio de fuertes indicios de corrupción, grave indignidad, o cuestionamientos morales y éticos».

Para Castillo, esta nueva moción, la tercera promovida en su contra desde que asumió el gobierno hace año y medio, es parte del esfuerzo de cierto sector para «arrebatarle» la tranquilidad al país, con base en «supuestos que son reales calumnias, declaraciones no corroboradas y especulaciones».

«Hoy, desde esta noble y heroica escuela de oficiales de la Policía Nacional (…) reitero que no soy corrupto, porque mi nombre y el buen apellido de mis padres jamás lo mancharía», enfatizó.

El presidente, sobre quien pesan seis investigaciones de la Fiscalía, anunció que ejercerá su derecho a la defensa ante los «atropellos» del Congreso, que decidió debatir y votar la moción de vacancia en su contra por presunta «incapacidad moral permanente».

«En el Parlamento ejerceremos el derecho a la defensa que la Constitución nos confiere, porque soy respetuoso de los procesos y no de los atropellos de los que soy víctima», indicó Castillo en un corto mensaje televisado.

Sin embargo, el mandatario no aclaró si asistirá personalmente para presentar sus descargos ante el Pleno por un lapso de 60 minutos o si enviará a un abogado para que lo represente.

Criticó que esta nueva moción de destitución, la tercera presentada en su contra en 16 meses de gobierno, está basada «en dichos de terceros» que buscan «rebajar sus penas» al ser investigados por presunta corrupción.

«Afrontaré una tercera moción de vacancia basada en dichos de terceros, que para rebajar sus penas por los presuntos actos cometidos, abusando de mi confianza, intentan involucrarme sin pruebas. Esta noche ratifico que jamás le he robado un solo sol a mi patria», subrayó.

La moción impulsada por el legislador independiente Edward Málaga, argumenta que «resulta inaceptable» que un mandatario ejerza el cargo «en medio de fuertes indicios de corrupción, grave indignidad, o cuestionamientos morales y éticos».

Cuestionó que esta nueva moción demuestra que cierto sector del Parlamento tuvo «como único punto en su agenda» sacarlo del cargo, porque no aceptan los resultados de una elección que los peruanos «definieron con sus votos en las urnas».

Afirmó que, a pesar de las acciones en su contra, seguirá «trabajando incansablemente» para impulsar la reactivación y el crecimiento económico, para llevar hasta el último rincón del país obras y desarrollo que generen la igualdad.

Aprovechó el momento para pedir «tranquilidad y calma» a la población, al tiempo que dijo estar convencido de que los actores políticos serán responsables de que sus decisiones no generen más inestabilidad en Perú.

Castillo devolvió en dos oportunidades al Congreso la moción de orden sobre la vacancia, al considerar que ésta no sólo debe precisar los fundamentos de hecho y derecho, sino que debe contener «los documentos que lo acrediten» o indicar dónde se encuentran.

En un oficio enviado a Williams, sostiene que su intención no es dilatar el proceso, sino que el presidente de la República «pueda desarrollar sus descargos de manera adecuada frente a las imputaciones contenidas en la moción de vacancia«.

Para que la moción sea aprobada por el Pleno y se haga efectiva la eventual destitución de Castillo, es necesario que alcance como mínimo 87 votos de los 130 legisladores del Congreso.

Compartir