Casi 6 millones de hogares perderán subsidios y tendrán una suba de $850

97

El esquema de segmentación impac­tará en las facturas de octubre. Se estima que en Corrientes, 500.000 usuarios perderán subsidios.

En septiembre comenzó a regir el nuevo esquema de quita de subsidios para los usuarios de gas natural y energía eléctrica. Con las resoluciones de los precios sin parte del aporte del Es­tado ya vigentes desde el jueves 1 de septiembre y a la espera de que se oficialicen los cuadros con las tarifas de la electricidad, que podría ser la semana próxima, se puede estimar qué aumen­tos recibirán en sus facturas los usuarios del Nivel 1 (que pierden los subsidios).

Por la segmentación de subsidios, los usuarios de ingresos más altos dejarán de recibir el aporte estatal en tres etapas: un 20% en septiembre y el resto en no­viembre y enero próximos. La quita completa se hará efectiva a comienzos de 2023 y en principio afectará a unos 5,9 millones de hoga­res, según datos oficiales.

Y en Corrientes se estima que el impacto por la quita de los subsidios nacionales lo sufrirán 500.000 perso­nas en toda la provincia (ver aparte).

Este número de hogares es mucho más alto que lo pre­visto inicialmente y supera a la cantidad de usuarios de ingresos medios. Durante la gestión de Martín Guzmán, por ejemplo, se estimaba que sólo un 10% de los usuarios dejarían de recibir el aporte estatal.

Del total de los 14,9 mi­llones de hogares de todo el país que reciben el servi­cio de energía eléctrica, los usuarios quedaron dividi­dos en tres: Nivel 1 (ingresos altos); son 5,9 millones de usuarios. Se incluye a todos los que no se anotaron en el registro online, por lo tanto el Gobierno estima que mu­chas personas a las que les corresponde el subsidio pue­den haber quedado dentro de este grupo por diferentes motivos (entre otros, falta de conectividad o información para hacer el trámite).

En el Nivel 2 (ingresos bajos): son 6,5 millones de usuarios y no tendrán au­mentos. Se incluyó en este grupo en forma temporal a quienes ya reciben Tarifa Social.

Mientras, que en el Nivel 3 (ingresos medios): son 2,5 millones, mantendrán el subsidio y sólo pagarán una tarifa más alta en el caso de superar el tope de con­sumo de 400 kW h men­sual.

AUMENTO

En tanto, para el servi­cio de energía eléctrica, los cuadros tarifarios aún no fueron oficializados y fuentes oficiales estiman que se podría hacer en una semana aproximadamente. Estos aumentos no se apli­carán en forma retroactiva sino a partir de su publica­ción en el Boletín Oficial.

Las empresas distribuido­ras hacen mediciones todos los días y el cierre de factu­ración de cada usuario es diferente. Por eso el impacto pleno de los nuevos precios se verá durante octubre. Hay distribuidoras que hacen cortes mensuales y otras bi­mestrales (como Edenor y Edesur), aunque luego se di­vida el total en dos facturas iguales.

Por ejemplo, si el cuadro entra en vigencia el 9 de sep­tiembre y la toma de datos del medidor de un hogar se hace el 10 de septiembre, de todo ese bimestre se toma sólo un día con la tarifa nue­va. Si la toma de datos de ese usuario se hace el 19 de sep­tiembre se facturan 10 días con el aumento.

Algunos ejemplos de au­mentos calculados por fuen­tes oficiales para usuarios del Amba (Edenor y Edesur). Un usuario de la categoría R1 (consumo de 100 kW h) pa­sará de $650 a $1.000 men­suales. Un usuario de la ca­tegoría R2 (con consumo de 151 kW h) pasará de $1.000 a $1.550. Y un usuario de la ca­tegoría R2 (con consumo de 250 kW h) pasará de $1.600 a $2.450 mensuales. Este úl­timo grupo es el que incluye la mayor cantidad de clien­tes con un 28% del total.

COMERCIOS

La quita de subsidios tam­bién abarcará a los comer­cios, pequeñas empresas y consorcios, según confirma­ron desde Energía. Se trata de usuarios generales (no residenciales) que tendrán subas en promedio de entre 26% y 38% desde septiem­bre, de acuerdo a su consu­mo y su categoría: generales (donde entran comercios y consorcios), pymes y gran­des clientes. Por otro lado, se está trabajando con otras de­pendencias del Estado para excluir a clubes de barrio y colegios. En esos casos, de­ben aportar los datos desde el Ministerio de Deportes y de Educación.

Para los consorcios no habrá subsidios y fuentes oficiales estimaron que el impacto en las expensas por gastos comunes de electrici­dad rondaría el 2 por cien­to. Desde la Secretaría de Energía estiman que estos aumentos para clientes no residenciales no tendrán un gran impacto en la inflación y confían en que con el aho­rro fiscal, a la larga, pueda compensar ese aumento.

Desde el área de Energía tienen claro que de los 5,9 millones de usuarios que van a perder los subsidios hay una gran cantidad que no cumple con los requisi­tos de altos ingresos y que no se anotaron por otros motivos.s

Según la Secretaría de Energía, la primera quita de subsidios será del 20% para 5,9 millones de usuarios. 

Estiman facturas con un aumento del 70%

Con la aplicación de la segmenta­ción tarifaria en la energía eléctrica, en Corrientes se estima que el impac­to por la quita de los subsidios nacio­nales lo sufrirán 500.000 personas en toda la provincia.

Así lo informó esta semana el pre­sidente del Ente Provincial Regulador de Energía, Pablo Cuenca, quien tam­bién adelantó que los incrementos en las facturas serán en torno al 70%. «Hay muchas dudas que se dan por la escasa o nula información desde la Nación», se quejó.

En ese sentido, la Secretaría de Energía de la Nación publicó los nue­vos precios de referencia estacionales de la energía mayorista para los usua­rios de ingresos altos. Mientras que durante el miércoles se conocerán los valores para el resto de los niveles, de ingresos medios y bajos.

«Es el último día del mes, no sabe­mos cuáles son los usuarios segmen­tados en el grupo 2 o 3», dijo Cuenca, y añadió: «No tenemos segmentado en qué categoría quedará cada usua­rio».

Afirmó que hay mucha improvisa­ción, mucha gente que no conoce el tema. «Lo más preocupante es porque desde la Secretaría de Energía de la Nación se pretende trasladar la res­ponsabilidad a los gobiernos provin­ciales», señaló.

«Esperamos poder tener la infor­mación para procesarla, porque hay sistemas que hay que reconfigurar», aseguró. «En dos meses se verán los incrementos en las facturas», anticipó el funcionario provincial.

Para el titular del Ente Provincial Regulador de Energía, «el Gobierno Nacional busca revertir los años de planchar la tarifa y el impacto va ser muy importante». «No se trata de la redistribución, se está procurando reducir el déficit fiscal», completó

Compartir