Cada persona que dona sangre ayuda a cuatro pacientes que lo necesitan

60
En el Día Nacional del Donante de Sangre Voluntario, los especialistas llaman a concientizar acerca de la importancia de la donación.

Las donaciones de sangre periódicas y comprometidas son vitales para mantener suministros suficientes y lograr el acceso universal y oportuno a transfusiones de sangre segura, mientras que cada persona que dona ayuda a cuatro pacientes que lo necesitan.

En el marco del Día Nacional del Donante de Sangre Voluntario que se conmemora esta miércoles, el doctor Óscar Rabinovich señaló: “La sangre es utilizada en tratamientos por anemia, en trasplantes, cirugías, tratamientos oncológicos y en caso de accidentes».

«Es un recurso vital que no puede fabricarse ni reemplazarse. Por eso es tan importante contar con donantes voluntarios, repetitivos y altruistas”, añadió Rabinovich, quien es médico del Staff del Hospital Británico de Buenos Aires, a cargo del Banco de Sangre.

El especialista además recalcó: «En principio, todas las personas pueden donar sangre, aunque existen algunas restricciones que cuidan al y a la donante y también garantizan una sangre segura para las personas receptoras”.

Por su parte, Flavia Cimillo, técnica de Hemoterapia e Inmunología del mismo centro de salud, indicó: “Es muy importante remarcar que si todos colaboramos periódica y voluntariamente en las colectas, siempre habrá sangre para quien necesite. De esta forma se sostiene el suministro y se hace posible el acceso universal y oportuno a transfusiones de sangre segura”.

Requisitos para donar sangre

  • Llevar el Documento Nacional de Identidad (DNI).
  • Estar descansado, haber dormido al menos 6 horas.
  • No estar en ayunas, comer algo liviano e ingerir abundante agua, antes y después de la donación.
  • Pesar más de 50 kilos y tener buena salud (lo cual es evaluado por el o la profesional médico en la consulta confidencial pre-donación).
  • No padecer enfermedades de transmisión sanguínea y no haber estado en contacto sexual con personas que las padezcan.
  • No haber sido intervenido quirúrgicamente, ni haberse realizado tatuajes en el último año.
  • Los adolescentes entre 16 y 18 años deben presentar una autorización de su madre, padre o tutor/a.
  • Las personas que menstrúan pueden donar sangre hasta 3 veces al año, mientras que los varones pueden hacerlo hasta en 4 oportunidades anuales. Debe respetarse un intervalo de 2 meses entre una donación y la siguiente.

Los mitos en torno a la donación de sangre

  • La donación de sangre engorda/adelgaza. FALSO. La cantidad que se dona no provoca ningún tipo de cambio.
  • Hay que estar en ayunas para donar. FALSO. Por el contrario, es conveniente NO estar en ayunas, comer algo liviano e ingerir abundante agua, antes y después de la donación.
  • La donación baja las defensas. FALSO. Existe cansancio, pero solo es necesario guardar un poco de reposo y evitar actividades que requieran mucha fuerza. Posterior a 24 horas, el organismo recupera el volumen de líquido perdido.
  • Haber tenido hepatitis. DEPENDE. Aquellos que sufrieron hepatitis A antes de los 10 años de edad pueden hacerlo, pero quienes sufrieron la B o C, definitivamente no pueden.

El paso a paso de ir a donar sangre

  • Completar un cuestionario confidencial.
  • Realizar una entrevista médica breve, también confidencial.
  • Si la persona es apta para la donación, se realiza la extracción de 450 ml de sangre en un proceso que dura unos 15 minutos.
  • Luego se hace un descanso de 5 minutos.
Compartir