Noticias

Alberto Fernández inauguró el Foro Mundial de DDHH con críticas a la Justicia

«Soñamos con un Poder Judicial que deje de actuar como el brazo ejecutor de los poderes fácticos», advirtió.

El presidente Alberto Fernández dio hoy el discurso de apertura del III Foro Mundial de Derechos Humanos que se realizará durante toda la semana en Buenos Aires, donde apuntó duro contra la Justicia, al acusarla de ser «el brazo ejecutor de los poderes fácticos de la Argentina».

«Queda pendiente la reforma del Poder Judicial, soñamos con un Poder Judicial que deje de actuar como el brazo ejecutor de los poderes fácticos de la Argentina», sostuvo el mandatario en la ceremonia realizada en el CCK.

Fernández también apuntó contra el neoliberalismo y los movimientos antidemocráticos: «El neoliberalismo está atentado contra los pilares de la vida, organicémonos bajo la bandera de los derechos humanos para que las democracias sean instrumentos de igualdad».

 

Sostuvo que «no hay derechos humanos sin democracia, ni democracia sin derechos humanos y que «las democracias crujen frente a los poderes concentrados» y que «a eso hay que decirle basta». Fernández además alertó que hay una «avanzada global de fuerzas antidemocráticas que promueven la xenofobia o el odio de género» y consideró que «la desigualdad es la madres de todas las batallas».

«El tercer foro mundial de DDHH tiene un sentido especial, el pueblo argentino ha hecho de los DDHH una política de Estado con 40 años de lucha. Las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo son las parteras de nuestra democracia, a ellas nuestra gratitud y hoy están aquí los 30 mil compañeros detenidos desparecidos», señaló en su discurso leído.

El Presidente reafirmó su «compromiso por encontrar los cuerpos (de desaparecidos) que aún faltan, el trabajo del cuerpo forense y los organismos es reconocido en todo el mundo», y agregó: «Tenemos que encontrar los nietos que faltan y desconocen su identidad».

«Exigimos que los represores digan donde están los compañeros que aún no sabemos dónde están, es momento de romper el pacto de silencio que durante tantos años mantuvieron, háganlo ahora», pidió, mientras que luego completó: «Cada represor juzgado debe cumplir condena en cárcel común».

Acompañaron sobre el escenario al mandatario el secretario de DDHH, Horacio Pietragalla; la referente de Madres «Tati Almeida; el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, y Fernanda Gil Lozano, directora del Foro Mundial de Derechos Humanos.

Siguieron sus palabras referentes del Grupo de Puebla como Evo Morales (Bolivia), Rafael Correa (Ecuador), José Luis Rodríguez Zapatero (España), Ernesto Samper (Colombia), el coordinador del grupo, el chileno Marco Enríquez-Ominami, y el jurista español Baltasar Garzón.
También asistieron ministros, intendentes y sindicalistas, entre otros representantes del oficialismo.

Botón volver arriba