Alberto Fernández, ante la UIA: “No podemos recaer en políticas de endeudamiento irresponsables”

80
El Presidente cerró la 27° Conferencia de esa entidad después de varias idas y vueltas. La estabilidad económica y las negociaciones con el FMI, en el eje de las preocupaciones del sector.

El presidente Alberto Fernández ratificó este jueves que el Gobierno le pidió al Fondo Monetario Internacional (FMI) que antes de cerrar el acuerdo por los US$44.000 millones de deuda “haga su evaluación de lo que fue el fallido programa stand by” y de los fondos que “se mal utilizaron”. “No podemos recaer en políticas de endeudamiento irresponsables”, dijo el mandatario.

Fernández se refirió de este modo al cerrar la 27ª Conferencia organizada por la Unión Industrial Argentina (UIA) en Parque Norte, organizada bajo la consigna “Exportar valor argentino, claves para un Mercosur productivo”, en donde defendió su gestión de gobierno y volvió a criticar a la administración del exjefe de Estado Mauricio Macri.

Leé también: La Legislatura porteña aprobó los proyectos inmobiliarios de la Ciudad en Costa Salguero y Costanera Sur

En el panel de conclusión, Fernández estuvo acompañado por el titular de la central empresaria, Daniel Funes de Rioja; el responsable de la 27ª Conferencia Industrial, Luis Tendlarz, y la presidenta Joven de ese encuentro, María Furtado.

“Tenemos la convicción de que a los dilemas de Argentina se les responde trabajando de manera tripartita, conjugando esfuerzos para adaptarse a las nuevas realidades de la producción y del trabajo”, dijo poco antes Funes de Rioja.

Ante los empresarios de la UIA, el Presidente confirmó que la semana próxima viajarán los equipos técnicos del Palacio de Hacienda a Estados Unidos para continuar las negociaciones con el FMI y que el ministro de Economía, Martín Guzmán, “va a seguir supervisando desde Buenos Aires”.

“Debemos resolver el enorme problema de la deuda externa. Estamos dialogando con el FMI”, dijo Fernández y cuestionó que “el préstamo otorgado es equivalente a toda la ayuda que ese organismo dio al mundo para sobrellevar los daños causados por la pandemia”.

También recordó que, como sucedió durante la presidencia de Néstor Kirchner, de la que él era el jefe de Gabinete, su gestión afrontará “la deuda que otros tomaron”, pero aclaró que el pago “no va a ser con base en ningún programa de ajuste”.

“Buscamos que la deuda no nos impida llevar adelante el programa plurianual y reducir la inflación”, indicó. Y en el mismo sentido, señaló que se está “progresando en construir entendimientos con el FMI para que sobre esa base podamos llegar a un acuerdo”.

No obstante, el Presidente aclaró que la idea del Gobierno es que, antes de cerrar el acuerdo, el organismo multilateral de crédito revise los términos del desembolso de la gestión de Macri.

“Le pedimos al FMI que antes de que cerremos haga su evaluación de lo que fue el fallido programa stand by”, cuyos fondos se “mal utilizaron”.

Necesitamos que el FMI haga esa evaluación, eso nos va a ayudar a terminar de entendernos”, afirmó.

Alberto Fernández prometió ante la UIA firmar un decreto con el Plan Productivo 2030

Tras mencionar los avances en materia económica que se vienen produciendo en el país por la fuerte crisis de la pandemia de coronavirus, el Presidente pidió “poner el valor todo lo atravesado” y “construir el renacimiento de la Argentina sin divisiones irreconciliables, con desarrollo sostenido y sin crisis recurrentes”.

“En las próximas semanas firmaré un decreto con el Plan Productivo 2030 para potenciar a sectores productivos, potenciar la generación de empleo y de nuevos conocimientos, las exportaciones y la industria”, prometió Fernández.

En el mismo sentido, dijo que en recuperar un mercado interno fuerte y promover las exportaciones “no hay una antinomia”, pero aclaró que ve “con preocupación el aumento internacional de los precios de los alimentos”.

No es posible que unos pícaros aprovechen el momento para obtener ganancias extraordinarias. Vamos a ser muy exigentes en el cuidado de los precios de productos de consumo masivo”, advirtió.

En el auditorio escuchaban representantes de varias de las empresas señaladas como responsables de la disparada de la inflación. “Seré inflexible con quienes se abusan en este contexto”, alertó el mandatario y garantizó que “en esta segunda etapa” de su gobierno pondrá “toda la atención en enfrentar el problema de la pobreza y la exclusión”.

“Queremos un capitalismo de producción, con fuerte inclusión social y con una movilidad social ascendente para reducir la pobreza en la que cayeron millones de compatriotas. No podemos recaer en visiones antiindustriales, en aperturas indiscriminadas de la economía que destruyen la industria nacional, tampoco en políticas socialmente excluyentes, todo eso es profundamente injusto y aumentan la pobreza”, dijo en medio de su única intervención que desató aplausos.

Pero paso seguido, les advirtió que no se puede caer “en políticas que ven al trabajo y los derechos sociales como un obstáculo”.

El aumento de la productividad y de la competitividad nunca pueden ser a costa de los ingresos y de los derechos de los argentinos y las argentinas”, agregó.

Compartir