Abandono: dejó a su perra atada, con una mochila y una carta

197

El texto conmovió a quienes rescataron al animal, que ya fue dado en adopción a otra familia.

Al salir de su casa Kylie Rose Engelhardt notó que había un perro atado al hidrante y le llamó la atención, por lo que se acercó y descubrió la triste situación: lo habían abandonado.

En la boca de incendio cercano a su vivienda en Green Bay, Wisconsin (Estados Unidos), Kylie se quedó esperando a que el dueño volviera.

Tras una hora, decidió abrir la mochila que habían dejado junto al animal. En el interior encontró comida, golosinas, juguetes y una nota.

«Hice lo mejor que pude. Confía en mí, también me rompe el corazón», decía el papel, que Engelhardt no tardó en darse cuenta que era de la dueña del can.

Entonces Kylie no perdió más tiempo y avisó a la Sociedad Protectora de Animales de Wisconsin.

A partir de los objetos en la mochila, descubrieron que se llama Baby Girl. Al llevarla al veterinario, detectaron que tenía una condición en la sangre conocida como diabetes mellits (diabetes canina).

Dicha enfermedad requiere un tratamiento costoso, con un control constante de la glucosa, una dieta estricta e inyecciones de insulina. Creen que ello fue lo que llevó a la dueña a abandonarla.

Según medios locales, al difundirse el caso, la mujer que dejó a Baby Girl se comunicó con la sociedad protectora de animales y reveló que no podía hacerse cargo porque además ella se estaba sometiéndose a sesiones de quimioterapia y no tenía con quien dejar a la mascota.

«En primer lugar, lamentamos mucho que haya tenido que separarse de su mejor amigo. Es evidente cuánto la amaba y podemos ver que hizo lo mejor que pudo mientras luchaba con sus propias complicaciones médicas y desafíos de la vida», expresaron desde la protectora en un comunicado, tras remarcar que la perra estaba en un barrio muy transitado en el que sería hallada rápidamente.

Además, informaron que Baby Girl ya fue adoptada por otra familia.

Compartir